Vicepresidenta Costa Rica pide abrir fronteras

37
Impactolatin
Epsy Campbell, vicepresidenta de Costa Rica abogó por una política más abierta hacia los migrantes. (Foto: AP)

Washington, (EFE) – Durante su exposición ante la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la primera vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, pidió implementar políticas migratorias pensadas desde los países de origen y dejar de lado las políticas restrictivas para abordar la situación en Centroamérica. La sesión se llevó a cabo el 1 de octubre en la capital estadounidense.

“Costa Rica es un lugar de paso, primero, pero Costa Rica es un país receptor, no somos emisores netos de migrantes, lo cual no quiere decir que no hay costarricenses que buscan oportunidades en otros países, pero en general recibimos muchos más migrantes que los migrantes que salen”, declaró Campbell en una entrevista con Efe.

De visita en Washington, invitada a exponer ante la OPS el sistema médico de su país, Campbell, la primera vicepresidente afrodescendiente de América Latina, puntualizó que lo que sucede en el llamado Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) los impacta.

“Lo que pasa en el Triángulo Norte tiene un impacto en Costa Rica, porque entre más se cierran las oportunidades en el norte y no se desarrollen los países, la gente mira necesariamente al sur”, agregó la funcionaria. Sin embargo, indicó que no han recibido “ninguna oferta” de Estados Unidos para sumarse a los acuerdos migratorios como los suscritos en los últimos meses con los países del Triángulo Norte, e insistió en que son receptores de un alto número de inmigrantes.

En ese contexto, Campbell dijo que su país ve “con muy buenos ojos” el Plan de Desarrollo Integral que lidera México con el apoyo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) para atender el problema migratorio junto a El Salvador, Guatemala y Honduras.

“Costa Rica fue capaz de ser tránsito de miles de personas: cubanos, haitianos, africanos, ahora una cantidad importante de asiáticos”, sostuvo y pidió apoyo para atender la migración nicaragüense.  “Desde la crisis en Nicaragua, hemos recibido más de 70.000 solicitudes de refugio”, dijo al argumentar que su país “no puede llevar solo sobre sus hombros la crisis de un país que está colapsando”.