Rosenstein sugirió grabar en secreto a Trump

0
15
Rod Rosenstein, que consideraba renunciar, se reunirá con el presidente Trump para analizar su futuro en el Departamento de Justicia. (Foto-cortesía: CNN)

WASHINGTON – El vice fiscal general, Rod J. Rosenstein, sugirió el año pasado que se grabara secretamente al presidente Trump en la Casa Blanca para denunciar el caos que consumía a la administración, y discutió el reclutamiento de miembros del gabinete para invocar la Enmienda 25 para sacar a Mr. Trump de la Oficina Oval por “no ser apto para el cargo”.

El Sr. Rosenstein hizo estas sugerencias en la primavera de 2017, cuando el despido de Trump al Director del F.B.I., James B. Comey, sumió a la Casa Blanca en una gran convulsión. En los días siguientes, el presidente compartió inteligencia clasificada con los rusos en la Oficina Oval, y surgieron revelaciones de que Trump le había pedido a Comey que jurara lealtad total y que le pusiera fin a una investigación contra uno de sus asesores principales.

Rosenstein solo llevaba dos semanas en su trabajo. Había comenzado a supervisar la investigación de Rusia y desempeñó un papel clave en la destitución del presidente contra Comey, al escribir un memorando crítico del manejo que éste le había dado a la investigación por unos correos electrónicos sobre Hillary Clinton. Pero Rosenstein fue tomado por sorpresa cuando Trump citó el memorando como una de las causas del despido, y comenzó a decirle a la gente que temía “haber sido utilizado”.

Rosenstein hizo las observaciones acerca de grabar secretamente a Trump y sobre la Enmienda 25 en reuniones y conversaciones con otros oficiales del Departamentos de Justicia y el F.B.I. Varias personas describieron los episodios en entrevistas en los últimos meses, insistiendo en el anonimato, para poder hablar de las deliberaciones internas. Las personas fueron informadas sobre los eventos mismos o sobre los memorandos escritos por funcionarios del F.B.I., incluido Andrew G. McCabe, entonces director interino de la oficina, que documentó las acciones y los comentarios de Rosenstein.

Ninguna de las propuestas de Rosenstein aparentemente se cumplió. No está claro qué tan decidido estaba a verlas realizadas, aunque sí le dijo al Sr. McCabe que podría convencer al Fiscal General Jeff Sessions y a John F. Kelly, entonces Secretario de Seguridad Nacional y ahora Jefe del Gabinete, para que hicieran un esfuerzo para invocar la 25ª Enmienda.

Las extremas sugerencias muestran el estado de ánimo de Rosenstein en los convulsionados días que siguieron al despido de James Comey. Habiendo participado en las entrevistas del Presidente Trump con los posibles nuevos directores del F.B.I., y acosado por los ataques hacia su propio papel en el despido del Comey, Rosenstein pudo tener una visión muy privilegiada del tumulto existente en la casa de gobierno. El Vice Fiscal parecía en conflicto consigo mismo, arrepentido y algo emocional, según personas que hablaron con él en esos días.

Rosenstein, sin embargo, argumentó contra este reportaje, publicado originalmente por el NYT. “La historia del New York Times es inexacta y objetivamente incorrecta”, dijo en un comunicado. “No haré más comentarios sobre una historia basada en fuentes anónimas que obviamente son parciales en contra del departamento y están avanzando en su propia agenda personal. Pero déjenme ser claro al respecto: basándome en mis relaciones personales con el presidente, no hay ninguna base para invocar la Enmienda 25”, aseguró.

Dejar una respuesta