Políticos critican a Trump por cumbre con Putin

0
51
Donald Trump y el presidente ruso Vladimir Putin en su reunión en el Palacio Presidencial de Helsinki (AP)

Personajes, medios de prensa de todas las orientaciones, políticos de ambos partidos, exfuncionarios y analistas reaccionaron casi al unísono de forma negativa a lo afirmado por Donald Trump en la Cumbre de Helsinki con su homólogo ruso Vladimir Putin.

A pesar de que las agencias de inteligencia y seguridad han concluido que sí hubo interferencia rusa en la campaña presidencial de 2016 y que han acusado ante la justicia a decenas de rusos por ello, el presidente Trump, frente a la prensa mundial, se puso del lado de Putin, sin importar lo que haya evaluado la inteligencia del país.

El presidente Trump expresó que “yo le tengo una gran confianza en mi gente de inteligencia, pero les diré que el presidente Putin fue sumamente fuerte y recio en su negación de hoy (…) Todo lo que puedo hacer es plantear la pregunta. Mi gente me ha dicho, Dan Coats y otros me dijeron que creen que fue Rusia. Por otra parte, el presidente Putin me dice que no fue Rusia. Y puedo decirles esto: no veo ninguna razón para que lo fuera”.

Lo dicho por Trump fue una bomba que hizo explosión, hirió y devastó en Washington y en todo el país. El director Nacional de Inteligencia al que se refirió Trump, Dan Coats, es la máxima autoridad en el área y afirmó que la información provista estaba basada en hechos y que habían sido muy claros en su evaluación sobre la interferencia rusa en 2016, contradiciendo así lo que acababa de decir su jefe, el presidente Trump.

Coates fue el primero, pero no el único. El conductor estrella de CNN, Anderson Cooper, concluyó la transmisión en directo de la conferencia: “Hemos visto una de las más vergonzosas exposiciones de un presidente de Estados Unidos, en una cumbre frente a un líder ruso”, dijo. “Y es difícil desestimar el daño que puede ya estarle haciendo al poder y al prestigio americanos por todo el mundo, junto a la credibilidad del presidente en el país. Al cabo de una semana a cuyo comienzo el presidente arremetía contra los aliados más cercanos de Estados Unidos, Donald Trump hoy se pasó tiempo de lambiscón de un adversario peligroso”, criticó el conductor de CNN.

Paul Ryan, líder del Congreso y republicano, aseveró en un comunicado: “No hay duda de que Rusia interfirió en nuestras elecciones (…) el Presidente debe darse cuenta que no es nuestro aliado. No hay equivalencia moral entre Rusia y Estados Unidos”.  “La conferencia de Prensa de hoy en Helsinki fue una de las más vergonzosas exposiciones de un Presidente de Estados Unidos, de que se tenga memoria”, dijo el senador John McCain.

“El desempeño de Trump en la conferencia en Helsinki alcanza y supera el límite de altos crímenes y ofensas. No fue nada menos que traicionero. Sus comentarios no solo fueron imbéciles, sino que está totalmente en el bolsillo de Putin. Republicanos patriotas ¿dónde están?”, publicó en su cuenta de Twitter, John Brennan, Director de la CIA de 2013 a 2017.

La cadena Fox News, usualmente muy afín a Trump, no fue esta vez la excepción. Doblemente importante es lo que Abby Huntsman tuiteo, por ser conductora de Fox e hija del Embajador de Estados Unidos en Rusia: “Ninguna negociación vale la pena como para aventar a tu pueblo debajo del autobús”, publicó. Otro conductor de Fox, Neil Cavuto, dijo que el desempeño del presidente había sido disgustante y que esencialmente había dejado que Putin se saliera con la suya sin ofrecer siquiera una crítica leve.

Y el líder de la minoría demócrata, Chuck Schummer, afirmó: “En toda la historia de nuestro país, jamás han visto los americanos a un presidente apoyar a un adversario como el presidente Trump ha apoyado al presidente Putin. Que el presidente de Estados Unidos se ponga del lado del presidente Putin en contra de las fuerzas del orden de su propio país, de los funcionarios de defensa, de las agencias de inteligencia estadounidenses, es irreflexivo, es peligroso, es débil. Tras su penosa actuación en la conferencia de prensa de hoy, el presidente Trump ha fortalecido a nuestros adversarios al tiempo que debilita nuestras defensas y las de nuestros aliados.

Una sola pregunta funesta gravita hoy sobre la Casa Blanca: ¿qué puede hacer que el presidente Trump ponga los intereses de Rusia por encima de los de Estados Unidos? Que le crea más a la KGB que a nuestra inteligencia? Millones de estadounidenses se lo seguirán preguntando.

Dejar una respuesta