Panamá suspende aerolíneas de Venezuela

0
32
El Consejo de Gabinete de Panamá liderado por su presidente, Juan Carlos Varela, aprobó este martes suspender la actividad de las aerolíneas venezolanas que operan en el país centroamericano.

La medida es en retaliación por la medida dictada por Maduro contra Copa

El gobierno de Panamá anunció que suspenderá por 90 días prorrogables la actividad de las aerolíneas venezolanas que operan en su país. La medida responde a la decisión de Caracas de suspender los vuelos de la compañía panameña Copa en su territorio a partir del 6 de abril.

En un nuevo episodio en la escalada diplomática y comercial entre ambos países, el Consejo de Gabinete panameño aprobó cancelar las operaciones aéreas de empresas venezolanas -tanto de pasajeros como de carga- a partir del próximo 25 de abril. Las aerolíneas afectadas por esta medida son Consorcio Venezolano De Industrias Aeronáuticas Y Servicios Aéreos, S.A. (Conviasa), Santa Bárbara Airlines, Aeropostal Alas De Venezuela, S.A., Avior Airlines, Línea Aérea De Servicio Ejecutivo, Regional, Laser, Rutas Aéreas De Venezuela, S.A. (Ravsa) y Turpial Airlines, C.A.

El Ejecutivo de Panamá dijo que la medida está sustentada “en virtud del principio de reciprocidad que rige las relaciones internacionales”. Copa, que había quedado como la principal aerolínea en conectar Venezuela con el resto de América Latina, encabezaba una lista de 46 empresas y 22 funcionarios panameños —incluido el presidente Juan Carlos Varela— sancionados el jueves por el gobierno de Nicolás Maduro.

La medida de Caracas llegaba una semana después de que Panamá hiciera lo mismo con Maduro y otros funcionarios y firmas venezolanas. La Comisión Nacional Contra Blanqueo de Capitales de Panamá reclamó limitar las actividades financieras con 55 funcionarios venezolanos y 16 empresas por considerarlos de “alto riesgo en materia de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva”.

El país centroamericano se convirtió así en el primero de América Latina que, siguiendo el ejemplo de Estados Unidos o la Unión Europea, adoptaba formalmente medidas concretas contra funcionarios del gobierno de Venezuela. En consecuencia, Panamá decidió retirar a su embajador en Venezuela y pidió a Caracas que retirara a su representante en Ciudad de Panamá.

Dejar una respuesta