¿Misión Cumplida?

0
123

>>COLUMNA VERTEBRAL

Por Angie Millan

Existen sin duda múltiples razones para celebrar, en el inicio del 2019, los grandes progresos que se han registrado en los últimos años para darle a la profesión de la enfermería el lugar que se merece como una de las carreras más dignas, nobles y que permiten a miles y de miles de hombres y mujeres, no sólo sostener dignamente a sus familias sino volcar su vocación de servicio en un trabajo de alto valor humano.

Las estadísticas hablan por sí mismas. La proporción de enfermeros y enfermeras registrados de origen latino casi se ha duplicado en los últimos años al pasar del 3.6% del total de a un 6%, equivalente a 160,800 profesionales hispanos de la salud según cifras de la HRSA correspondiente al año 2014, las más recientes cifras disponibles. Más aún, se espera que la cifra aumente en otros 132,000 enfermeros y enfermeras hispanos en los siguientes 12 años.

Es igualmente notable que la proporción de varones que deciden convertir a la enfermería en una profesión, tanto por las recompensas personales como económicas, confirma que de manera gradual y progresiva está quedando atrás el estigma de la enfermería como una profesión limitada a las mujeres, conforme existe un entendimiento más claro de las áreas de especialidad que pueden ser atractivas para ambos sexos, como la enfermería en salas de emergencia, cuarto de operaciones quirúrgicas, geriatría, pediatría o incluso posiciones administrativas de alta responsabilidad.

Ciertamente en 2019 se cumplen 5 años de una campaña multianual de la Asociación Nacional de Enfermeras Hispanas (NAHN), la institución que representa los intereses de nuestra pujante comunidad de profesionales. Precisamente el objetivo central es informar a los latinos para que consideren a la enfermería como una de las carreras más gratificantes.  A lo largo de los últimos años hemos intentado dignificar la carrera, resaltar el valor del voluntariado y poner al alcance la información sobre las nuevas oportunidades del acceso a becas.

Estoy convencida que la perseverancia ha empezado a redituar frutos, pero aún estamos lejos de echar las campanas al vuelo o de declarar que se trata de una misión cumplida. Los hispanos somos más de 55 millones en los Estados Unidos, o alrededor del 17% de la población. Podemos aplaudir que se han realizado avances notables, pero de la misma forma debemos reconocer que no es suficiente.

El lanzamiento a partir de este mes de nuestra campaña anual de NAHN, con el apoyo del Premio de la Asociación de Educación de la Ciencia de Institutos Nacionales de Salud (NIH), confirma nuestra convicción en que nuestros mejores días como profesionales de la salud están por venir, que vale la pena el esfuerzo para poner al alcance de nuestras nuevas generaciones de jóvenes hispanos las herramientas para lograr el éxito personal y profesional que se merecen en una de las profesiones más nobles y mejor remuneradas.

CarrerasEnEnfermeria.org

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here