Miles de puertorriqueños huyen a EEUU

0
224
Decenas de personas que quieren salir de Puerto Rico hacen fila para subir a un crucero tras el paso del huracán María, en San Juan, Puerto Rico, el 28 de septiembre de 2017. (AP Foto)

MIAMI (AP) — Durante años Lourdes y David Rodríguez consideraron mudarse de Puerto Rico a Estados Unidos, pero no se decidían a dar el paso. Hasta que llegó el huracán María y dejó su casa llena de fango, sin electricidad, agua potable ni teléfono.
El matrimonio de jubilados huyó de la isla pensando que estaría un breve lapso con familiares en Florida. Ahora parece que permanecerá en ese estado por un largo tiempo: a tres semanas del paso del huracán su casa de cuatro habitaciones en Vega Baja, en la costa norte de Puerto Rico, está como la dejaron, con los pisos sucios de barro, las camas y los colchones mojados, los árboles del jardín caídos y sin servicios básicos.
Ante ese panorama están hospedándose en un apartamento de dos cuartos que alquiló una de sus hijas en Tampa.
“Vamos a estar aquí indefinidamente”, expresó Lourdes Rodríguez en una entrevista desde la casa de otra de sus hijas, donde se hospedó durante una semana con su esposo antes de mudarse al apartamento. “Ha sido desesperante. Inesperado totalmente. Algo nunca antes vivido”, agregó.
Decenas de miles de puertorriqueños huyeron hacia la parte continental de Estados Unidos para evitar las secuelas inmediatas de María, pero debido a que persisten las dificultades en la isla avizoran que tendrán que quedarse lejos por más tiempo del que preveían inicialmente. Muchos enfrentan una situación de incertidumbre sobre cómo reiniciar sus vidas lejos de Puerto Rico, cómo conseguir vivienda, trabajo y escuelas para los niños.
Sentado al borde de una calle en San Juan junto a las ruinas de lo que fuera su casa, Efraín Díaz escuchaba el martes una radio a baterías. Las paredes de madera de la vivienda cayeron hacia el patio y la ropa y los colchones permanecían empapados.
“Yo me voy allá, allá yo vivo bien en los Estados Unidos”, manifestó el hombre de 70 años mientas esperaba que una hermana que reside en Boston llegara para llevarlo con ella.
María arrasó la isla, dejando a millones sin electricidad y a ciudades y pueblos aislados. Al menos 45 personas murieron y algunos estiman que la recuperación tardará años. Cerca de 85% de la población aún sigue sin energía y un 40% sin agua, y se cree que podrían pasar meses hasta que estos servicios vuelvan a ser restaurados completamente.
A lo largo de los años se han registrado numerosas olas migratorias, la más reciente en la última década con un éxodo de cerca de 10% de la población, principalmente por la fuerte crisis económica. El huracán María, que azotó a la isla el 20 de septiembre, dio un nuevo ímpetu al éxodo de boricuas que podría tener efectos muy negativos a largo plazo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here