México se prepara para amenazas de Trump

0
11

Ciudad de México, (AP) – Altos funcionarios mexicanos lanzaron una campaña urgente para detener la última amenaza arancelaria del presidente Trump, diciéndole a la administración el lunes que estaban haciendo su parte para detener la migración a través de su territorio y que los impuestos sobre el comercio sólo perjudicarían las economías de ambas naciones

La semana pasada Trump sorprendió al anunciar que aplicaría un arancel del 5% a los bienes importados de México a partir del 10 de junio, con incrementos del 5% hasta octubre, a menos que el gobierno del presidente Andrés Manuel López detenga el flujo de migrantes hacia EEUU.

El Canciller mexicanom Marcelo Ebrard, hablando con reporteros en Washington, no esbozó nuevas propuestas para presentar a los funcionarios de la administración Trump, sino que advirtió de las terribles consecuencias de la propuesta de Trump.

“Los aranceles, junto con los recortes de la ayuda financiera a los países del norte de América Central”, dijo Ebrard, “serían contraproducentes, no abordarían los flujos migratorios y podrían reducir la capacidad de México para ofrecer alternativas a los migrantes”.

En los últimos dos años, la mayoría de esos migrantes han sido centroamericanos que huyen de la violencia y la pobreza en Honduras, El Salvador y Guatemala y reclaman asilo en Estados Unidos, lo cual es legal bajo la ley de Estados Unidos. La inmigración ilegal procedente de México, en sí misma, ha disminuido drásticamente con respecto a los niveles anteriores.

Trump, sin embargo, culpa a México por no haber cerrado su frontera sur a los centroamericanos. México es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos, y los aranceles aumentarían los precios para los consumidores de una amplia gama de productos, incluyendo automóviles, lavadoras, aguacates, frutas frescas, ropa y cerveza.

El presidente también ha anunciado planes para recortar la ayuda financiera a los tres países, conocidos como el triángulo del norte de América Central, donde la violencia y la pobreza han privado a muchos de un futuro viable.

México dice que esas políticas son erróneas. Haciéndose eco de López Obrador, Ebrard dijo que el enfoque debería estar en las causas fundamentales de la migración y en encontrar maneras de mejorar la economía y la seguridad en América Central.

También dijo que México ya estaba tomando las medidas que la administración Trump le había exigido, incluyendo la aceptación de migrantes que regresan a México desde USA para esperar la resolución de las solicitudes de asilo, así como la deportación de miles de personas.

“Las acciones punitivas por sí solas no funcionarán; no está funcionando”, dijo Ebrard. “Ya hemos hecho un gran esfuerzo”. Sin esos esfuerzos, Ebrard y su equipo dijeron que este año un cuarto de millón de migrantes podrían haber entrado a Estados Unidos por la frontera sur.

El argumento mexicano obtuvo cierto apoyo de parte de un destacado republicano, el senador John Cornyn de Texas. “Aprecio el compromiso inquebrantable del presidente Trump de asegurar nuestra frontera sur y hacer cumplir nuestras leyes de inmigración”, dijo Cornyn en una declaración. “Pero es importante recordar que ninguna acción puede ignorar el importante papel que México juega en la economía de EEUU”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here