Los peores incendios en historia de California

0
13
Los incendios Camp y Woolsey han sido declarados los más letales en la historia de California. (AP foto)

En lo que los funcionarios describieron como “una devastación masiva”, al menos 1,000 estructuras se perdieron el jueves cuando un incendio arrasó la ciudad de Paradise, en el norte de California, que obligó a los residentes a correr por sus vidas.

El incendio del condado de Butte explotó de 10 acres a más de 10,000 en cuestión de horas, centrándose directamente en la ciudad de 27,000 habitantes, conocida como una popular comunidad de retiro.

“Ha destruido la ciudad”, afirmó Scott McLean, portavoz del Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California. Para la noche del jueves, el fuego había carbonizado 20,000 acres y dejado 15,000 estructuras amenazadas.

A medida que la gente corría para refugiarse, las carreteras se congestionaban con el tráfico, lo cual obligó a algunos a huir a pie mientras el fuego asolaba casas y edificios cercanos. Un hospital fue evacuado (sus pacientes fueron trasladados a instalaciones médicas cercanas) y partes de su campus sufrieron daños por las llamas.

Al menos dos bomberos y varios ciudadanos resultaron heridos, aunque los funcionarios no precisaron si hubo muertos.

Llamado el incendio Camp porque comenzó cerca de Camp Creek Road, en el condado de Butte, el fuego fue reportado por primera vez alrededor de las 6:30 a.m., según un portavoz de Cal Fire. A mediodía, el humo había cubierto la ciudad de oscuridad. “Ha sido noche durante las últimas seis horas, el humo ha bajado tanto y es tan espeso”, dijo McLean.

En el condado de Butte, los residentes de varias ciudades que rodean la ruta California 70, cerca del Bosque Nacional Plumas, recibieron la orden de evacuar y se cerró la carretera. De acuerdo con la Oficina del Sheriff del Condado de Butte, se les ordenó a quienes viven en Concow, Pulga, Magalia, Butte Creek Canyon y Butte Valley que se retiren de Paradise. Butte College cerró y se convirtió en un centro de comando para bomberos y otros trabajadores de emergencia.

Se abrieron múltiples centros de evacuados en iglesias y en parques de atracciones en pueblos cercanos. El jueves por la noche, las órdenes de evacuación se expandieron hacia el oeste hasta los límites de la ciudad de Chico, según la Oficina del Sheriff del Condado de Butte. Los oficiales trabajaban para verificar el bienestar de unas 400 personas, de las más de 600 solicitudes iniciales recibidas, precisaron las autoridades.

Miles de automovilistas colmaron las carreteras y muchos terminaron atrapados en un atasco, o huyeron de sus vehículos en pánico. Las cuadrillas de emergencia intentaban empujar los autos abandonados y luego pidían a las retroexcavadoras que despejaran el camino.

“Vi una línea constante de autos, pegados uno a otro, tratando de salir de Paradise”, relató Shaaron Vogel, de 67 años, miembro de la facultad de enfermería en Butte College. “Ver a los conductores que intentaban escapar era horrible; se veían sus caras y lo asustados que estaban. Realmente se comprende la cantidad de vidas que se ven afectadas; y tan rápido”.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió advertencias de alerta roja sobre el peligro de incendio en muchas áreas del estado, diciendo que se esperaba que la baja humedad y los fuertes vientos continúen hasta el viernes por la noche.

Dejar una respuesta