Kenney busca aumentar salario mínimo

0
13
El salario mínimo de los contratistas y subcontratistas de la ciudad de filadelfia podría ser aumentado a $15 dólares la hora, según

Cuatro años después de que la Ciudad de Filadelfia ordenara por primera vez un salario mínimo de $12 por hora para sus contratistas y subcontratistas, el Alcalde Kenney está pidiendo más.

El concejal Mark Squilla planea presentar un proyecto de ley el jueves en nombre del alcalde para aumentar el salario mínimo a $15 por hora, de manera gradual durante cuatro años, para sus trabajadores, contratistas y subcontratistas de la ciudad. Kenney anunciaba formalmente el proyecto de ley en una conferencia de prensa el miércoles por la tarde.

La ciudad no sabe cuántos trabajadores empleados por contratistas y subcontratistas se verán beneficiados por esta ley, pero Mike Dunn, vocero de la alcaldía, dijo que la mayoría de los gastos de la ciudad en contratos de servicios profesionales van a agencias de servicios sociales, por lo que el cambio probablemente impacte principalmente a esos trabajadores; por ejemplo, ayudantes y custodios de después de la escuela.

Pero el proyecto de ley también podría alcanzar a otros, desde los empleados del contratista de control de animales de la ciudad hasta, más visiblemente, los asistentes de sillas de ruedas, los limpiadores de cabinas y los manipuladores de equipaje en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia. Estos últimos ratificaron recientemente un contrato que les daría hasta $ 13.60 por hora en dos años.

“La pobreza se abre paso en los hogares de maneras insidiosas y sutiles, incluyendo cuando los residentes descubren que su dólar ganado con tanto esfuerzo compra cada vez menos”, dijo Kenney en un comunicado, describiendo la ley como una solución a la “pobreza generalizada” de la ciudad. Animó a los empleadores privados a seguir el ejemplo de la ciudad.

Es un proyecto de ley muy actual, que sigue los pasos de la “lucha por $15” respaldada por el SEIU en todo el país, que se centró en los trabajadores de comidas rápidas, aunque tenía una base local. Este verano, el gobernador Wolf elevó el salario mínimo para los trabajadores estatales y los empleados de los contratistas estatales a $12, con planes para aumentar a $15 para el 2024.

También encaja en un patrón de leyes orientadas a los trabajadores y aprobadas por el Concejo Municipal en la última década, que incluyen leyes que exigen licencias pagas por enfermedad, sanciones cada vez mayores por robo de horas e impedir que los empleadores pregunten sobre el historial salarial en un esfuerzo por cerrar la brecha salarial de género, una ley que fue impugnada ante el tribunal por la Cámara de Comercio.

Este otoño, el Consejo también debatirá sobre lo que se ha catalogado como el proyecto de ley de “Semana de trabajo equitativo”, que regularía las prácticas de programación para comercios minoristas y de comida rápida.

En este frente, Filadelfia es parte de una tendencia nacional. Seattle, Nueva York, San Francisco y otras ciudades están tomando medidas para luchar contra la pobreza con leyes laborales en lugar de cualquier movimiento federal. La concejal de Seattle Kshama Sawant lo ha llamado “socialismo municipal” y por lo general, es común que venga acompañado de una buena dosis de ira de la comunidad empresarial.

En Filadelfia, no es diferente. Rob Wonderling, CEO de la Cámara de Comercio del Gran Filadelfia, ha criticado lo que él llama la legislación antiabuso de Filadelfia y dijo que el City Hall está tratando cada vez más de actuar como el departamento de recursos humanos para las empresas locales. Sin embargo, todavía no se ha probado que estas leyes estén realmente alejando a las empresas de la ciudad.

Mientras tanto, en Harrisburg, los legisladores estatales están considerando un proyecto de ley que impediría a las ciudades crear sus propias reglas laborales. El representante estatal Seth Grove (R, York) ha dicho que estas leyes orientadas a los trabajadores causan “múltiples problemas de relaciones humanas y problemas de cumplimiento”.

¿Por qué la ciudad está aumentando el salario mínimo para sus contratistas pero no lo hace en toda la ciudad? Según una nota que publica el Inquirer, Porque Filadelfia no tiene la autoridad para aumentar el salario mínimo en toda la ciudad debido a una ley estatal, dijo un vocero de la ciudad. (Aunque en 2014, en medio de una campaña nacional para aumentar el salario mínimo en las ciudades de todo el país, los defensores, con el respaldo de algunos en el Concejo Municipal, presionaron a la ciudad para que investigara la ley estatal para ver si podía enfrentar el problema con un desafío legal.)

Dejar una respuesta