Crisis de credibilidad en policía de Filadelfia

0
11
Impactolatin
El Comisionado de Policía de Filadelfia, Richard Ross, habló a la prensa sobre el escándalo y prometió que despediría a 13 oficiales implicados.

>>FILADELFIA >>ESCANDALO

Una crisis de credibilidad de graves proporciones amenaza la integridad de la policía de Filadelfia, por el escándalo que afecta a muchos de sus miembros por su accionar en las redes sociales.

El caso es tan grave que el fiscal de distrito de Filadelfia, Larry Krasner, dijo que su oficina está evaluando si agregar policías en la base de datos a una lista interna de oficiales con problemas de credibilidad. Los fiscales a veces usan esa lista para limitar o prohibir el testimonio de los oficiales.

Siete policías de Filadelfia cuyas publicaciones racistas u ofensivas de Facebook fueron catalogadas en una base de datos en línea han renunciado en las últimas dos semanas, dijo el miércoles el Departamento de Policía de la ciudad.

El capitán Sekou Kinebrew, portavoz de la policía, dijo que las restricciones de la legislación laboral le impidieron confirmar si esos siete oficiales estaban entre los 13 a quienes el comisionado de policía Richard Ross dijo el 18 de julio que serían despedidos luego de 30 días de suspensión.

Los oficiales y sus fechas de renuncia son: Oficial Jesús Cruz, 18 de julio; Oficiales Anthony Acquaviva, Robert Bannan y Thomas Young, 19 de julio; Oficial Joseph Fox y el sargento Michael Melvin, 22 de julio; y oficial Edward McCammitt, 23 de julio.

El escándalo ha atraído la atención nacional. Al anunciar los despidos previstos, el mayor número de oficiales despedidos en algún momento en la historia reciente de la ciudad, Ross se paró junto al alcalde Jim Kenney y dijo que 56 oficiales adicionales enfrentarían acciones disciplinarias que van desde una reprimenda hasta una suspensión no pagada de 30 días.

Fue la respuesta más significativa hasta el momento a la publicación el 1 de junio del Plain View Project, una base de datos compilada por abogados defensores que cataloga las publicaciones en Facebook presuntamente hechas por oficiales en Filadelfia y otras siete jurisdicciones: York, PA.; Phoenix; Dallas, San Louis; Twin Falls, Idaho; Denison, Texas; y el condado de Lake, Florida.

La base de datos incluía publicaciones de unos 330 policías activos de Filadelfia, mucho más que los otros departamentos analizados por los defensores. En junio, unas 150 personas protestaron frente a la sede de la policía, diciendo que querían que todos los oficiales de la ciudad incluidos en la base de datos fueran encerrados, si no despedidos.

En su anuncio el 18 de julio, Ross pareció referirse a una publicación de mayo de 2016 de Cruz, quien compartió en su página de Facebook una noticia televisiva sobre los oficiales rompiendo una pelea en Filadelfia y escribió encima de su publicación: “Malditos animales, deberían de partirles.. “

Cruz fue señalado por el Proyecto Plain View por haber realizado 36 publicaciones cuestionables, incluidas 29 que mostraban parcialidad y ocho que supuestamente apoyaban, defendían o hacían referencia a la violencia. Su salario de 2018 fue de $78,337, según los registros de nómina de la ciudad.

Acquaviva en noviembre de 2015 compartió una publicación de otro oficial que mostraba la imagen de un hombre musulmán barbudo con estas palabras (en la publicación, en mayúsculas): “Todo lo que quiero hacer es mudarme a su país, violar a sus mujeres, bombardear sus autobuses, amotinarme en sus calles y exigir que acepten mi religión. ¿Por qué no puedes ser más tolerante?”

Acquaviva fue señalado por el Proyecto Plain View por haber realizado 17 publicaciones cuestionables, 14 de las cuales mostraron parcialidad y cuatro que supuestamente apoyaron, defendieron o hicieron referencia a la violencia. Su salario de 2018 fue de $78,337, según los registros de nómina de la ciudad.

Melvin, escribiendo bajo el alias de Michael Vincent, tuvo 35 publicaciones y cinco comentarios en la base de datos. En una publicación de junio de 2017, Melvin llamó a los musulmanes “perros callejeros subhumanos” y los acusó de celebrar durante los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

En una publicación de enero, Melvin sugirió que los oficiales de policía no están trabajando como una forma de protesta. “Si escuchas atentamente puedes escuchar los coches de la policía en toda la ciudad siendo dejados en el parking.” “Déjala que arda”, escribió Melvin, cuyo salario en 2018 fue de $88,772, según los registros de la ciudad.

Fox, quien según los registros de nómina recibió $ 78,337, fue marcado por 24 posteos cuestionables. En noviembre de 2014, subtituló una foto de una mujer cuya cara y cabeza estaban cubiertas con una burka musulmana: “¡Tengo algunos targets nuevos para el día de trabajo!”

Al mes siguiente, escribió: “Escuché una gran broma hoy. ¿Quién es el mejor musulmán? Uno muerto.”

El 18 de junio, en respuesta a la publicación de la base de datos, la Fiscal de Circuito de St. Louis, Kimberly M. Gardner, agregó 22 nombres a una lista de oficiales que tienen prohibido de llevar casos a su oficina, con un total de casi 60, aproximadamente el 5% de la fuerza del departamento de unos 1,100 comisionados. Gardner envió una carta al Director de Seguridad Pública, Jimmie Edwards, y al Jefe de Policía de St. Louis, John Hayden, diciendo que siete de los 22 oficiales fueron “permanentemente vetados”, lo que significa que su oficina no emitirá cargos basados en sus investigaciones, no expedirá las órdenes de cateo que pidan, y no considerará los casos en que sean testigos esenciales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here