¿Credibilidad, el mayor problema de la policía?

36
Impactolatin
El reciente escándalo de Facebook que causó el despido de 15 oficiales en Filadelfia sigue afectando la credibilidad de los testimonios de muchos agentes de policía en la ciudad, lo cual parece afectar a todo el departamento.

>>FILADELFIA >>JUSTICIA

Los problemas de credibilidad de muchos oficiales del Departamento de Policía de Filadelfia no terminan, y amenazan con afectar la manera de impartir justicia en la ciudad. Esta semana, un acusado condenado en un caso de tráfico de drogas tendrá derecho a un nuevo juicio, en parte debido a un comentario hecho en Facebook por el oficial de policía de Filadelfia que testificó en su contra.

El oficial, Jason Seigafuse, publicó un comentario en 2011 sobre un colega que habría “mentido” en la corte. Los abogados del imputado, Antione Johnson, acusado de tráfico de cocaína y crack el año pasado, lo descubrieron este verano a través del Plain View Project, una base de datos que compiló publicaciones racistas o violentas en las redes sociales escritas por cientos de policías de la ciudad, según reportó el diario Inquirer.

Los observadores de la corte dicen que es el primero de lo que podrían ser muchos casos afectados por el gran paquete de publicaciones en las redes sociales, que ha sacudido a muchos departamentos de policía en todo el país y que llevaron al DP de Filadelfia a tomar las medidas necesarias para despedir a 15 oficiales.

“Este es parte del problema que el fiscal de distrito tendrá que enfrentar si quieren seguir trabajando con este tipo de oficiales”, dijo Troy Wilson, un abogado defensor con sede en Filadelfia. “Esto sería el sueño de cualquier abogado defensor”.

¿Por qué una vieja publicación de Facebook está interrumpiendo una condena penal? La policía de Filadelfia arrestó a Johnson en junio de 2018 por cargos de posesión con intención de distribución. La policía no encontró drogas en su persona, pero cuando el caso llegó a juicio en 2019, Seigafuse testificó que vio a Johnson darle una gran cantidad de crack a varios socios que se metieron en un vehículo y se escaparon.

La policía alega que cuando más tarde detuvieron el vehículo, vieron a un pasajero que intentaba comerse los narcóticos en cuestión en un aparente esfuerzo por evadir el arresto. Finalmente, solo se recuperaron 0.023 gramos de cocaína como evidencia.

Debido a que la cantidad era pequeña, el testimonio de Seigafuse se volvió importante para los esfuerzos del fiscal para que se mantuviera un cargo por distribución. Johnson fue declarado culpable sobre la base de este testimonio y estaba a la espera de la sentencia durante el verano, cuando la base de datos Plain View Project se disparó a las noticias nacionales.

Aunque Seigafuse no parece estar entre los 15 oficiales que enfrentan una posible terminación, al menos una de sus publicaciones en Facebook llegó a la base de datos. En agosto de 2011, publicó una fotografía de otro oficial testificando en la sala del tribunal con el título “Mintiendo en la corte como de costumbre”.

Una moción de libertad extraordinaria, presentada a fines de julio por el abogado de Johnson, Jonathan Altschuler, argumentó problemas de credibilidad debido a esta y otras publicaciones de Facebook hechas por el oficial, y citó “inconsistencias” en el testimonio anterior de Seigafuse.

“Seigafuse fue el único oficial que testificó que el Sr. Johnson hubiera participado en cualquier actividad ilegal”, se lee en la moción. “El oficial Seigafuse hizo publicaciones en Facebook en las que evidenciaba a algunos de sus compañeros oficiales mintiendo bajo juramento, después de fotografiarlos ilegalmente en la corte, al tiempo que compartía arrogantes artículos racistas”.

Después de varios meses de deliberación, la jueza Stephanie Sawyer concedió la petición, revirtiendo la condena de Johnson y preparándolo para un nuevo juicio en diciembre. La oficina del fiscal de distrito de Filadelfia, Larry Krasner, emitió una breve declaración cuando se le preguntó sobre la revocación de la condena lograda por su oficina.

“El acusado fue juzgado y condenado con base en pruebas y testimonios antes de que las revelaciones encontradas en el Plain View Project se hicieran públicas. La Oficina del Fiscal del Distrito respeta la independencia del poder judicial en ese asunto”, dijo Jane Roh, portavoz del Fiscal.

Wilson dijo que en un caso que depende del testimonio de los oficiales, la publicación de Facebook podría ser suficiente para exonerar a Johnson.

“Si incluso hay un indicio de incorrección, entonces el juez está en su derecho de legislar de la manera en que lo hizo”, dijo Wilson. “Sus publicaciones son, como mínimo, muy preocupantes, especialmente cuando, como en el presente caso, la credibilidad del oficial fue clave para que la justicia lograra una condena en este asunto”.

Wilson dijo que es probable que haya muchas más mociones en camino, a medida que más abogados defensores revisen los registros del Proyecto Plain View. “El oficial tendrá los mismos problemas de credibilidad con cada arresto que realice”, dijo el abogado defensor. “A futuro, cualquier abogado defensor que se respete mirará las cosas de Facebook para sus propios casos”.