Aranceles lesivos

38
Impactolatin

Por Isaac Cohen*

Hay indicios que los aranceles proteccionistas impuestos en la confrontación comercial con China están comenzando a desacelerar la economía de Estados Unidos. Dos indicadores recién revelados muestran el daño causado en el sector manufacturero por estas medidas proteccionistas.

El índice manufacturero del Instituto de Administración de la Oferta reveló una contracción al caer debajo de 50 por ciento, desde 59.5 por ciento hace un año a 49.1 en agosto, el nivel más bajo desde 2016. También en Agosto, la creación de empleo en la manufactura fue de apenas 3,000 nuevos puestos de trabajo, desde solo 4,000 creados en julio, mientras que la minería y el sector forestal perdieron 5,000 empleos, después de tres meses consecutivos de pérdidas.

Aún más perniciosas son las consecuencias a largo plazo de la confrontación comercial sobre la actividad manufacturera. Por ejemplo, la empresa productora de maquinaria pesada John Deere, citada en el Wall Street Journal (09|04|19), declaró que muchos agricultores han pospuesto las compras de grandes equipos.

Daños similares están presentes a lo largo de la economía mundial. Por ejemplo, en China el gobierno reveló, en julio, que desde el año pasado el crecimiento de la manufactura fue de 4.8 por ciento, la tasa más baja en 17 años. También hay evidencia que han disminuido las importaciones de China. Corea del Sur reconoció, la semana pasada, una caída de 21.3 por ciento en sus exportaciones hacia China.

Por ende, en las guerras comerciales los contendientes nunca ganan, excepto algunos espectadores como Australia, cuyas exportaciones hacia China aumentaron 30 por ciento. Desde principios del año pasado, las exportaciones australianas de mineral de hierro y de carbón se han encumbrado, debido a la creciente demanda por el gasto en construcción destinado a estimular la economía de China.

 *Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio, UNIVISION, TELEMUNDO y otros medios.


Tariffs hurt

By Isaac Cohen*

There are indications that the protectionist tariffs imposed in the trade confrontation with China are starting to slow down the US economy. Two recently revealed indicators show the damage caused in the manufacturing sector by these protectionist measures.

The Institute of Supply Management manufacturing index showed a contraction by falling under 50 percent, from 59.5 percent a year ago, to 49.1 in August, the lowest since.2016. Additionally, in August, job creation in US manufacturing amounted to 3,000 new jobs, down from only 4,000 in July, while mining and logging lost 5,000 jobs, after three consecutive months of losses.

More pernicious are the consequences of the trade confrontation, on long term manufacturing activity. For instance, the heavy machinery producing company John Deere, quoted in The Wall Street Journal (09/04/19) said many farmers are postponing major equipment purchases.

Similar damages are present throughout the world economy. For instance, in China the government revealed, in July, growth in manufacturing of 4.8 percent from the previous year, the lowest rate in 17 years. There is also evidence China’s imports have declined. South Korea recognized, last week, that its exports to China in August fell 21.3 percent.

Therefore, in trade wars contenders never win, except some bystanders, such as Australia’s 30 percent increase in exports to China. Since last year, exports of Australian iron ore and coal have soared, due to increased demand from construction spending to stimulate the Chinese economy.   

*International analyst and consultant, former Director ECLAC Washington. Commentator on economic and financial issues for CNN en Español TV and radio, UNIVISION, TELEMUNDO and other media.