Trump: no habrá acuerdo DACA

0
27
Inmigrantes en un centro de detención en la frontera sur de los Estados Unidos. (Foto: Archivo)

El presidente Donald Trump acusó a México de hacer “muy poco” para detener el flujo de personas a través de la frontera con Estados Unidos, y amenazó con atacar en represalia el TLCAN, actualmente en renegociación.
Sus comentarios del domingo de Pascua en la red Twitter vinieron en aparente respuesta al movimiento de cientos de centroamericanos en todo México en una caravana llamada ‘Viacrucis migrante 2018’, que partió días atrás rumbo a la frontera con Estados Unidos.
Según Trump, las autoridades mexicanas “deben detener la gran droga y el flujo de gente, o voy a detener a su ganado vacuno y el TLCAN. ¡Necesito un muro!”.
Fox and Friends, uno de los programas de televisión favoritos de Trump, había destacado la caravana en Twitter, posiblemente llamando la atención del presidente. El movimiento fue organizado por el grupo Pueblo sin Frontera con el lema de ‘Todos somos americanos de nacimiento’.
Migrantes mujeres, hombres y niños de Guatemala, El Salvador y Honduras iniciaron su ‘Viacrucis migrante 2018’ el 26 de marzo con el objetivo de exponer el calvario que sufren los viajeros en su paso por México. Los migrantes son víctimas de traficantes de personas, de abusos de autoridades y blanco de los carteles de la droga y del crimen organizado.

Trump derogó el programa Daca. Los intentos de los Republicanos por alcanzar un compromiso con los demócratas sobre el Daca a cambio de fondos para un muro fronterizo a lo largo de la frontera con México han fracasado hasta ahora.
Trump sugirió en otro tuit que los republicanos deberían anular a la oposición demócrata en el Congreso y presionar por leyes de inmigración más duras, declarando, “No más acuerdo de DACA”. “Los republicanos deben apelar a la Opción Nuclear para bloquear los inmigrantes ahora”.
Desde que asumió el cargo, Trump ha tratado repetidamente de vincular la inmigración con el crimen, pero los defensores de los inmigrantes dicen que muchos huyen del crimen, de la pobreza y de la violencia.
Trump amplió a qué se refería en comentarios a reporteros cuando ingresó a la iglesia en Palm Beach, Florida, con su esposa, Melania, para un servicio de Pascua. “México tiene que ayudarnos en la frontera. Fluyen a través de México. Los envían a Estados Unidos. No puede suceder de esa manera, nunca más”. Trump insistió en querer echarle toda la culpa al partido Demócrata.

Su administración renegocia los términos del TLCAN, el acuerdo comercial suscrito en 1994 con Canadá y México y que Trump había amenazado previamente con abandonar a menos que Estados Unidos reciba un trato más favorable. La próxima ronda de conversaciones formales del TLCAN está prevista para abril, en Washington.
Trump ha lanzado augurios buenos y malos sobre las perspectivas de un nuevo acuerdo. Hace pocos días eximió temporalmente a México y Canadá de los nuevos y abruptos aranceles estadounidenses sobre el acero y el aluminio importados. “Tengo la sensación de que vamos a llegar a un acuerdo sobre el TLCAN”, dijo el 8 de marzo.
La semana pasada, el Secretario de Comercio Robert Lighthizer, expresó su optimismo en que las negociaciones para modificar un TLCAN más favorable al país estaban avanzando y que el acuerdo, en principio, podría lograrse de manera rápida.

Dejar una respuesta