Testigos respaldan a reportera sobre Trump 

0
218
Natasha Stoynoff, ex reportera de la revista People, escribió que Trump la tomó, la puso contra la pared y la besó a la fuerza, durante una visita a su casa en Florida para escribir un reportaje sobre su familia. (AP Foto)

WASHINGTON (AP) — La revista People reportó el martes que media docenas de personas han corroborado la versión de la reportera de esa publicación sobre el presunto asalto sexual por parte de Donald Trump y lo que pasó después.

Natasha Stoynoff, ex reportera de la revista de celebridades, escribió la semana pasada que Trump la tomó, la puso contra la pared y la besó a la fuerza en una habitación de su mansión de Mar-a-Lago, Florida, en 2005. La periodista debía escribir un artículo sobre el empresario y su esposa, que en ese momento estaba embarazada, y quien Stoynoff asegura que se encontraba en el piso de arriba cuando ocurrió el incidente.

Trump ha rechazado la acusación y afirma que Stoynoff inventó el incidente. También insinuó que Stoynoff, de 51 años de edad, no es lo suficientemente atractiva para merecer su atención.

Stoynoff es una de cerca de media docena de mujeres que han acusado recientemente a Trump de manoseos, besos inesperados en la boca e insinuaciones sexuales indeseadas.

Aunque Stoynoff afirma que estaba a solas con el empresario al momento del acoso, cinco amigos y ex colegas afirman que la periodista les contó del incidente poco después de que ocurriera.

En el relato de Stoynoff en primera persona, también escribió sobre un encuentro azaroso y una breve conversación con Melania Trump en la Quinta Avenida de Nueva York unas semanas después. Dijo que para entonces, la tercera esposa de Trump ya llevaba en brazos al hijo de la pareja, Barron, cuando se encontraron afuera de la Trump Tower. Afirmó que Melania la llamó por su primer nombre y la abrazó.

Pero Melania Trump aseguró el lunes en una entrevista a CNN que nunca ocurrió dicha conversación. “Nunca fui su amiga, no la reconocería”, dijo la esposa del candidato sobre Stoynoff.

Sin embargo, una sexta persona citada en la publicación del martes en People, Liza Herz, dijo que estaba junto a Stoynoff y que recuerda bien ese momento.

“Charlaron de manera amistosa”, declaró Herz a la revista. “Y lo que más me llamó la atención es que Melania cargaba al bebé y calzaba zapatos de tacón alto”.

Marina Grasic, vieja amiga de Stoynoff, dijo a People que la reportera le llamó al día siguiente del presunto asalto. Grasic dijo que Stoynoff le contó todo, desde que Trump la empujó contra la pared hasta que el magnate se apareció después en el lugar adonde iba a recibir un masaje.

“Le recomendé que no dijera nada, porque creí que Trump lo negaría y trataría de destruirla”, dijo a People Paul McLaughlin, exprofesor de Stoynoff, a quién ésta también le contó lo sucedido.

Dejar una respuesta