Sistema judicial Trump cada vez más blanco

0
32
El presidente Trump se ha vanagloriado de su campaña para reformar la configuración del sistema de justicia. (AP Foto)

El presidente Donald Trump está designando jueces de raza blanca a un ritmo que no se veía desde hacía 30 años, amenazando con revertir una lenta transformación del sistema judicial en algo que refleja más de cerca la diversidad de la nación.

Hasta ahora, el 91% de los jueces nominados por el presidente son blancos y un 81% hombres, según un análisis que hizo la AP. Tres de cada cuatro son hombres blancos, a quienes se suman unos pocos negros e hispanos. El último presidente que nominó un grupo tan homogéneo fue George H.W. Bush.

La composición de los tribunales federales puede ser uno de los legados más duraderos de Trump. Son jueces que desempeñan sus cargos de por vida y Trump heredó una cantidad inusualmente alta de vacantes y de jueces de edad avanzada. Esto lo coloca en una situación ideal para reconfigurar los tribunales que deciden miles de casos de derechos civiles, cuestiones ambientales, delitos penales y otras disputas. La Casa Blanca no oculta su deseo de llenar las vacantes con jueces conservadores y ha dejado en claro que la filosofía judicial prevalece por sobre consideraciones como el género o la raza de los nominados.

“Nadie quiere hablar de esto”, afirmó. “Pero cuando lo piensas, sus consecuencias se harán sentir por 40 años”. En una reciente reunión del gabinete pronosticó que “bajo este gobierno cambiará un gran porcentaje (del sistema judicial), en muy poco tiempo”.

Quienes promueven la presencia de más mujeres y minorías raciales en los tribunales dicen que los juzgados que más reflejan la composición demográfica de la población garantizan más puntos de vista y generan más confianza en los fallos.

Un juzgado que está en el candelero es el del distrito oriental de Carolina del Norte, una región que, a pesar de una sustancial población negra, nunca tuvo un juez de esa raza. Hay una plaza vacía en ese distrito desde hace más de diez años. George W. Bush nombró a un blanco y Barack Obama a dos mujeres negras, pero esas nominaciones nunca llegaron a ser consideradas en el Senado.

Dejar una respuesta