Republicanos temen “cobro” tras fracaso en salud 

0
73
Mitch McConnell, (R) de Kentucky y líder de la mayoría en el Senado, declara ante reporteros el fracaso de las estrategias para rechazar el Obamacare, el martes 11 de julio de 2017, en el Capitolio en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

NUEVA YORK (AP) — Los republicanos en Washington pueden estar cansados del tema de la ley de salud y listos para pasar a otro asunto, pero los conservadores de todo Estados Unidos le están advirtiendo al Congreso liderado por el Partido Republicano que no abandone su promesa de derogar la ley de salud del presidente Barack Obama o correrá el riesgo de una pesadilla política en las elecciones del año próximo.

El fracaso mostrado el viernes por el Senado en su intento por revocar el llamado Obamacare ha indignado a la base republicana y ha desencadenado nuevos temores de consecuencias políticas para los republicanos. Puso al descubierto a un partido tan paralizado por su división ideológica que no pudo cumplir con su máxima promesa de campaña.

Después de dedicar meses al debate y siete años de promesas de aniquilar la Ley de Cuidado de Salud Asequible, el líder de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell, simplemente dijo: “Es hora de seguir adelante”.

“Este es un fracaso épico para los republicanos”, opinó Tim Phillips, presidente de Americans For Prosperity, el brazo político de la red ultraderechista encabezada por los multimillonarios hermanos Koch. “El fracaso en cumplir su promesa les hará daño. Lo hará”.

Un comité de acción política avalado por Trump no descartó publicar anuncios contra aquellos republicanos que juzgue que han sido poco cooperativos, como lo hizo recientemente contra el senador Dean Heller, de Nevada.

En la votación sobre el proyecto de ley, a todos los demócratas se sumaron los senadores republicanos John McCain, Susan Collins y Lisa Murkowski. Hay pocas posibilidades de que estos senadores renegados sean castigados directamente. Ninguno busca la reelección el próximo otoño.

McCain, cuyo dramático voto por el “no” fue clave en la aniquilación de la iniciativa de reforma, está cumpliendo su último mandato, tiene cáncer de cerebro y apenas lo asustan las amenazas electorales.

Dejar una respuesta