Presupuesto Trump: fuertes recortes a pobres

0
110
Una beneficiaria de los Bonos de Alimentos hace compras en un supermercado de Rodhe Island. (AP foto)

El presidente Donald Trump develó el martes un plan presupuestario de 4.100 billones de dólares que apuesta a un rápido crecimiento económico y propone recortes fuertes a programas para los pobres a fin de balancear los cofres fiscales en la próxima década.

El plan presupuestario para el 2018 ya había sido criticado por los demócratas e incluso algunos republicanos lo declararon nulo. La propuesta también incluye recortes a agencias nacionales, al programa de cupones para alimentos, al programa de asistencia Medicaid, y a los fondos para carreteras e investigación médica.

“Aquí le van a dar bastante pelea”, dijo el experimentado congresista Harold Rogers, republicano por Kentucky. El republicano número 2 en el Senado, John Cornyn, de Texas, dijo que el plan de Trump sigue la tradición de la Casa Blanca de enviar presupuestos que “básicamente están muertos al llegar”.

La propuesta proyecta que el déficit de este año aumentará a 603.000 millones de dólares, en comparación al déficit de 585.000 millones del año pasado. Pero el documento dice que si las iniciativas de Trump son adoptadas el déficit comenzará a bajar y para el 2027 habría un superávit de 16.000 millones. Sin embargo, esa meta depende de proyecciones de crecimiento que la mayoría de economistas ven como demasiado optimistas y de una serie de artilugios contables, como contar con 600.000 millones en dividendos de paz derivados de reducciones de operaciones militares en el extranjero.

El gobierno no ha tenido un superávit desde el 2001 y el déficit subió durante el primer período de Barack Obama, tras la Gran Recesión.

Durante la campaña, Trump atacó al débil crecimiento económico durante el período de Obama, y prometió que su programa económico promovería el crecimiento de las deslucidas tasas de 2% que ha habido desde que comenzó la recuperación a mediados del 2009. El nuevo presupuesto de Trump está basado en un crecimiento sostenido por encima del 3%, una proyección que la mayoría de los economistas consideran exagerada. Si el presupuesto no recibe una “retroalimentación económica” de más de 2.000 billones en la próxima década, nunca logrará el balance y acumularía un déficit de casi 500.000 millones.

“El presidente cree que debemos restaurar la grandeza de nuestra nación y rechazar el fallido estatus quo que ha hecho que el Sueño Americano esté lejos del alcance para muchas familias”, dijo el gobierno en su presupuesto, titulado “La Nueva Base para la Grandeza Americana”.

Dejar una respuesta