Pobreza no necesita simularse

0
16
El concejal de la ciudad de Filadelfia, Curtis Jones Jr., centro, escucha al residente John O'Bannon en Kensington, Avenue, el martes 31 de octubre de 2017 en Filadelfia. (AP Foto/Jacqueline Larma)

FILADELFIA >>POBREZA

Por Anthony Izaguirre

Un grupo de activistas interrumpió una lección de pobreza en la alcaldía de Filadelfia y persuadió al concejal que organizó el evento a que mejor se diera una vuelta a uno de los barrios más pobres de la ciudad.

El inesperado giro, en una ciudad en donde más de 1 de cada 4 habitantes viven en pobreza, ocurrió cuando miembros y funcionarios del concejo municipal se habían reunido el martes en una sala de conferencia para asumir el papel de gente empobrecida que solicitaba servicios sociales.

“Aquí no necesitamos simular”, dijo el activista de Black Lives Matter, Asa Khalif, luego de tomar el micrófono. “Podemos llevarlos a esos lugares en donde la gente realmente está en la pobreza y realmente necesitan ayuda y asistencia”.

El concejal Curtis Jones Jr. aceptó. “Podríamos ir ahora”, dijo.

Así que él y dos activistas se fueron y viajaron 20 minutos en tren del centro de Filadelfia a un barrio marginal en donde escucharon a residentes hablar de personas que se inyectan heroína en la vía pública, sufren supuestos hostigamientos de la policía y tiroteos.

“Esto que hay aquí, ésta es la miseria a la que nadie quiere venir para ayudar a la gente”, dijo un predicador callejero de 46 años llamado Chad Drayton a Jones, justo cuando el grupo descendió del tren. Luego de la conversación, Jones abrazó al hombre.

El grupo continuó por la banqueta y pasaron viviendas abandonadas y lotes con jardines descuidados, en donde cercas de alambre evitaban que montones de botellas vacías y otra basura se desparramara a la calle.

Parado afuera de su casa, John O’Bannon, un hombre de 64 años que prestó servicio en la Guerra de Vietnam, captó la atención del grupo. Le dijo a Jones de un asesinato a la vuelta de su casa la semana anterior y agregó que la policía obligaba a activistas que iban al barrio a entregar alimentos y otros suministros a irse de la cuadra.

“Tienen que salir para ver lo que pasa aquí”, dijo.

Jones, que es de un grupo político diferente al gobierno municipal, fue el único concejal en ir a la visita. Los otros se quedaron para tomar parte en la planeada “simulación de pobreza”.

Dejar una respuesta