Ola de ataques contra Emma González

0
25
Emma González ha sufrido una ola de acoso en las redes sociales de parte de activistas conservadores por su campaña por una mayor regulación a las armas.

A la sobreviviente de la masacre en Florida la han llamado “lesbiana cabeza rapada” y le han dicho que representa “el terrible rostro de la traición”.

También la han tildado de “comunista” porque cuando se subió a una tarima frente a cientos de miles de personas en Washington DC el pasado sábado, llevaba una chaqueta verde militar con un parche de la bandera de Cuba.

Los medios en Estados Unidos le han preguntado en varias ocasiones qué siente tras recibir constantes amenazas de muerte desde hace casi dos meses.

Ella responde que no tiene miedo y que si la atacan personalmente es “porque no encuentran cómo criticar nuestro mensaje”, según dijo a mediados de marzo en el programa This Morning de la cadena televisiva CBS.

González, estudiante de 18 años, de madre estadounidense y padre cubano, sobrevivió al tiroteo del 14 de febrero en la secundaria Marjory Stoneman, de Parkland, Florida, donde el joven Nikolas Cruz mató a 17 personas con un rifle semiautomático.

La adolescente atrajo la atención del país con un desafiante discurso días después de la matanza, en el que entre lágrimas y a gritos exigió que se regule la venta de armas de fuego en Estados Unidos y criticó a los políticos que reciben donaciones de la Asociación Nacional del Rifle.

A partir de allí, González se convirtió en la cara más visible de un movimiento de protesta, pero también en el blanco de insultos y elogios a partes iguales. La joven ha sido atacada por políticos y comentaristas conservadores, por seguidores del movimiento ultraderechista Alt+right y por miembros de la comunidad anticastrista.

Por estos últimos cuando apareció usando una chaqueta parchada con la bandera cubana en el discurso del pasado sábado en la “Marcha por Nuestras Vidas”, que congregó a cientos de miles de personas en Washington DC para exigir el control de las armas de fuego en EE.UU.

El congresista republicano Steve King dijo en Facebook que González “ignoraba el hecho” de que “sus ancestros huyeron de la isla cuando la dictadura convirtió a Cuba en un campo de prisioneros, luego de quitarles todas las armas a sus ciudadanos”. A raíz de su comentario, otros apuntaron en Twitter que la bandera de Cuba es anterior al comunismo de Fidel Castro.

La congresista cubano-estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, por su parte, defendió a González en una serie de tuits: “Hablé con José González, quien explicó que Emma González está orgullosa de la herencia de su padre y de su abuela, y que de ninguna manera esto era una muestra de apoyo a la dictadura de Castro”, decía en un mensaje.

También por su apariencia física e identidad sexual -González es abiertamente bisexual-, un candidato republicano a la legislatura del estado de Maine la llamó “lesbiana cabeza rapada”, por lo que fue duramente criticado y abandonó la contienda.

Hasta el momento, el movimiento #NuncaMás, del que forma parte González, solo ha llamado a reformas “de sentido común” sobre la venta de armas, como aumentar la edad mínima para comprarlas, prohibir los rifles de asalto y mejorar los chequeos de antecedentes para quienes deseen obtener una.

Dejar una respuesta