Nina Ahmad quiere reemplazar a Brady

0
74
Nina Ahmad, quien inmigro a América a los 21 años, y tiene un grado de PhD en Biología Molecular de UPenn, lanzó su campaña política buscando ser elegida como Representante a la Cámara por el Distrito Congresional No. 1, en reemplazo de Bob Brady.

PENSILVANIA >>POLITICA

Nina Ahmad creció en medio de tiempos difíciles en Asia Suroriental, eso la preparo para la vida de éxito y triunfos que habría de llevar en América. Con cerca de 30 años viviendo en Filadelfia, adonde llego a los 21, Nina no solo obtuvo un grado de Doctorado en la Universidad de Pensilvania, sino que aprendió los modos de servicio comunitario tan propios de la vida americana.

Hoy, luego de una vida dedicada al éxito académico y la labor social, Nina decidió ponerse los zapatos de la política y lanzarse al ruedo electoral, para lo cual lanzo su campaña para hacerse elegir Representante a la Cámara por Pensilvania en representación del Distrito electoral No. 1, que abarca una buena parte de Filadelfia.

Este distrito ha estado representado por Bob Brady por un largo tiempo, aunque Brady hace poco anuncio que no correrá para hacerse reelegir. Lo cierto es que Nina había anunciado su intención de retar a Brady mucho antes, lo cual la pone sin duda a la vanguardia en la carrera por la silla que Brady dejara vacía.

“Mi decisión de buscar la elección por el Distrito electoral No. 1 tiene varias razones, no solamente la de buscar restaurar la integridad para esa representación, que se visto envuelta en demasiados escándalos, sino también la de darle una mejor representación a Pensilvania, que se la merece, así como también fortalecer al partido Demócrata en su lucha por hacerle frente a los desafueros del presidente Trump”, dijo Ahmad a Impacto.

“Nos hemos preparado muy bien para esta campaña, y hemos recibido el apoyo temprano de decenas de líderes comunitarios y políticos que ven en mi la renovación de las viejas y pervertidas costumbres políticas, que no hacen sino contribuir a la falta de confianza del público en sus líderes y sus instituciones”, agrega.

“En este momento todos los miembros de la delegación de Pensilvania en Washington son hombres, -afirma Nina- es inconcebible en estos tiempos, en un estado de más de 12 millones de habitantes como Pensilvania, donde más de la mitad son mujeres, que no tengamos ni una sola mujer en la numerosa delegación estatal en el Capitolio”, enfatiza.

Y sin duda que tiene razón Nina, una mujer que hasta hace poco era Vicealcalde de Filadelfia, encargada de Relaciones con la Comunidad, en la administración del alcalde Jim Kenney, supervisando la Comisión de la Mujer, la Oficina de Black Male Engagement, y la Comisión de los Jóvenes, entre otras obligaciones en su oficina de la alcaldía.

Y parece que el respaldo de sectores importantes del partido Demócrata se está dejando sentir en su respaldo a la candidata: a mediados de enero y antes que Bob Brady anunciara que no buscaría la reelección, los esfuerzos de recolectar dinero electoral estaban dando ya buenos resultados, y Ahmad tenía más de medio millón de dólares recogidos listos para la primera parte de su campaña, lo cual no es un logro menor para una candidata que aunque reconocida en su labor pública y de liderazgo comunitario, sigue siendo percibida como neófita en los escenarios de la política electoral.

Sin embargo, dicha percepción no es del todo acertada, pues Ahmad ciertamente ha incursionado en el campo de la política, aunque no haya sido propiamente candidata. En el 2004 participó en la campaña de Howard Dean a la presidencia, y fue delegada demócrata a la Convención que ratifico al presidente Obama en el 2012. Así que, no hay duda que experiencia tiene.

De todas maneras, esta campaña en el 2018 intenta reescribir la historia del partido demócrata en Pensilvania, y enviar la primera mujer inmigrante a Washington en representación del estado. Un momento verdaderamente crucial para América y para todos los inmigrantes que viven en este gran país.

Dejar una respuesta