Miedo a la razón

0
172

No son sólo los inmigrantes los que soportarán el peso de un gobierno empeñado en crear miedo. Esta administración no quiere oír la verdad sobre ningún tema. “Ya no vamos a dejar que las falsas noticias nos digan qué hacer”, dice Trump. Y así él y sus acólitos pueden descartar cualquier argumento basado en la lógica y la razón.

La furia que muchos legisladores están encontrando en sus propios distritos tendrán que expresarse con más solidaridad antes de que esta administración empiece a escuchar. Huelga decir que Trump está rechazando la infelicidad como algo creado por los demócratas que han pagado a los activistas para organizar protestas.

Los legisladores del GOP han regresado a sus distritos sin tener idea de cómo será el nuevo sistema de salud y enfrentar a los constituyentes enojados que no quieren ver a Obamacare desmantelado sin un reemplazo. En otros distritos las protestas se centran en la creación de empleo. Trump prometió recuperar empleos en la minería y la manufactura, y todavía es demasiado pronto para juzgar, pero las personas que necesitan esos trabajos esperan que este gobierno empiece a mostrarles algo concreto.

Parece que Trump y sus secuaces han concentrado todos sus esfuerzos en la deportación. Está claro que piensan que los votantes creen que los inmigrantes indocumentados no competirán por empleos con ciudadanos estadounidenses. Pero no muchos de ellos entienden que los trabajos que los inmigrantes están dejando no son el tipo de trabajos que quieren o están dispuestos a hacer en la agricultura, en landscaping, en la industria de los restaurantes.

Además, son trabajos de bajos salarios que nunca reemplazarán el dinero que hicieron en la fabricación. Pero todos estos son argumentos racionales y Trump está prosperando en el tipo de pensamiento que nunca entenderá los argumentos lógicos. El manipulador en jefe debe avergonzarse.

 

Fear of reason

It is not only immigrant who will bear the brunt of a government bent on creating fear. This administration doesn’t want to hear the truth on any subject. “We are no longer going to let the fake news tell us what to do”, says Trump. And thus he and his acolytes can dismiss any arguments based on logic and reason.

The fury and anger many legislators are finding in they own districts will have to be expressed with more solidarity before this administration starts to listen. Needless to say, Trump is dismissing the unhappiness as something created by Democrats who have paid activists to organize protests.

GOP lawmakers have gone back to their districts having no idea what the new healthcare will look like and facing angry constituents who don’t want to see Obamacare dismantled without a replacement. In other districts the protests center on job creation. Trump promised to bring back jobs in mining and manufacturing, and it is still too early to judge but the people who need those jobs are hoping that this government starts to show them something concrete.

It seems that Trump and his minions have concentrated all their efforts on deportation. It is clear that they think that constituents will think that undocumented immigrants will not compete for jobs with American citizens. But not too many of them understand that the jobs immigrants are leaving are not the kind of jobs they want or are willing to do in agriculture, in landscaping in the restaurant industry.

Furthermore, they are low paying jobs which will never replace the money they made in manufacture. But all these are rational arguments and Trump is thriving on the kind of thinking that will never understand logical arguments. Shame on the manipulator in chief.

COMPARTIR
Artículo anteriorLA NOTA ECONOMICA
Artículo siguienteCónsul

Dejar una respuesta