Meghan y el Príncipe: la nueva realeza 

0
10
El príncipe Enrique de Inglaterra y su novia, la actriz Meghan Markle, durante una competición de tenis en silla de ruedas de los Juegos Invictus en Toronto, el 25 de septiembre de 2017. (AP, File)

Es una figura del espectáculo en su propio derecho, y una mujer franca que habla con seguridad sobre su origen y sus pasiones. La actriz Meghan Markle será un nuevo tipo de realeza cuando se case con el príncipe Enrique el próximo año.

De alguna manera Markle, una americana de raza mixta criada en California y divorciada, representa una sorpresiva adición a la monarquía de Gran Bretaña. Pero la institución ha avanzado con los tiempos, y el romance entre Markle y Enrique tiene un sabor decididamente sencillo y moderno.

Markle, más conocida por su papel en la exitosa serie “Suits”, sorprendió a muchos cuando compartió sus sentimientos por Enrique en una entrevista de portada con Vanity Fair el pasado septiembre. Cuando le preguntaron por el frenesí mediático en torno a su relación, la actriz de 36 años dijo: “Al final del día creo que es realmente simple. … Somos dos personas que están realmente felices y enamoradas. En lo personal, me encanta una gran historia de amor”, expresó.

Es inusual que la pareja de un miembro de la realeza hable de manera tan pública, y cándida, antes de estar comprometida. Pero Markle no es ajena a la exposición mediática o el mundo del espectáculo. Además de actuar, Markle ha usado su estatus de celebridad para apoyar causas humanitarias. Ha hecho campaña con Naciones Unidas por la igualdad de género, ha escrito en la revista Time sobre la educación para niñas y los estigmas que sufre, y ha viajado a Ruanda como una embajadora global para la fundación World Vision Canada.

Enrique y Markle se tomaron de la mano en su primera aparición oficial juntos en septiembre en Toronto en los Juegos Invictus, un evento deportivo para veteranos de guerra heridos que Enrique inició. Markle dijo que conoció a Enrique por medio de amigos en Londres en julio del 2016, y que estuvieron saliendo en silencio por varios meses antes de que su romance hiciera noticia.

La atención de los medios entonces se volvió tan intensa que Enrique tomó el inusual paso de confirmar oficialmente su relación para ahuyentar a la prensa. Algunos tabloides habían hecho alusión al origen racial de Markle al apuntar que era de madre afroamericana y padre blanco. La propia Markle ha dicho abiertamente que ha asumido su origen biracial, tanto mientras crecía como durante su carrera en Hollywood.

En su entrevista con Vanity Fair, Markle dejó en claro que la atención del mundo en su romance no la perturbaba.”Sigo siendo la misma persona, y jamás me he definido a mí misma por mi relación”, señaló. “La gente cercana a mí me mantiene anclada sabiendo quién soy. El resto es ruido”.

Dejar una respuesta