María siembra devastación en Puerto Rico

0
60
Varias personas caminan cerca de una gasolinera inundada tras el paso del huracán María, que azotó la región este de la isla, en Humacao, el miércoles 20 de septiembre de 2017. (AP Foto/Carlos Giusti)

SAN JUAN (AP) — La destrucción que dejó el huracán María a su paso por Puerto Rico retrocedió varias décadas el estado de la isla, incluso cuando las autoridades trabajan para evaluar la magnitud del daño, informó una delegada del territorio.
“La devastación de Puerto Rico nos ha llevado casi 20-30 años para atrás… No te puedo negar que es un Puerto Rico distinto al que vimos hace una semana atrás”, dijo Jenniffer González, Comisionada Residente de Puerto Rico. “La devastación de propiedades, de estructuras en el piso, de familias sin casa, de escombros por doquier. El verdor de la isla ya no está”, agregó.
Ingenieros planeaban el domingo inspeccionar la represa de Guajataca, de 90 años de antigüedad, la cual tiene una reserva que cubre alrededor de 5 kilómetros cuadrados (2 millas) en el noreste de Puerto Rico. El gobierno informó que la presa tiene una enorme grieta luego de que María depositó casi 40 centímetros de lluvia en las montañas aledañas y puntualizó que “colapsará en cualquier minuto”. Residentes del área fueron evacuados, pero comenzaron a regresar a sus casas el domingo luego de que un aliviadero aminoró la presión en la presa.
La Guardia Nacional de Puerto Rico desvió un barco petrolero que se soltó y amenazó con chocar en la costa del sureste de la isla, informó el gobernador Ricardo Rosselló. Los funcionarios continúan sin poder comunicarse con 9 de los 78 municipios.
“Esto es un desastre mayor”, dijo Rosselló. “Hemos tenido daño extenso. Esto va a tomar tiempo”, apuntó.
El número de muertes a causa de María es de al menos 10 personas, incluyendo a dos policías que se ahogaron en el poblado de Aguada. Se teme que el número aumente. En todo el Caribe, 31 personas murieron tras el paso de María, al menos 15 de ellas fueron en la isla de Dominica.
Mike Hyland, de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, informó el domingo que faltaba mucho para que comenzara la restauración. Puntualizó que la gente necesita tener paciencia y dejar que el ejército continúe rescatando personas antes de enfocarse en restablecer la energía.
Pero el fin de semana empezaron a llegar algunas buenas noticias. Desde desde el puerto de Guajataca se informó que grandes cantidades de ayuda federal comenzaron a llegar el sábado tras el paso del huracán y fueron recibidas con beneplácito por las autoridades locales, que elogiaron la acción del gobierno americano, aunque también pidieron la flexibilización de las normas a las que se culpa de condenar a este territorio estadounidense a un estatus de segunda clase.
La apertura del principal puerto de la isla en la capital le permitió a 11 buques llevar poco más de seis millones de litros de agua, 23.000 catres, decenas de generadores eléctricos y alimentos. Se espera que en los próximos días lleguen decenas de cargamentos adicionales.
Funcionarios de la FEMA también dijeron que llevarían teléfonos satelitales a todos los poblados y ciudades de Puerto Rico, más de la mitad de los cuales quedaron aislados luego del paso devastador de María sobre la isla el miércoles.

COMPARTIR
Artículo anteriorBuen Desempeño
Artículo siguienteAlcalde

Dejar una respuesta