Indignación en el GOP por actuación de Trump

0
24
Las críticas de sus colegas del Partido Republicano le llovieron al presidente Trump tras su encuentro con Vladimir Putin. (AP Foto)

La equiparación que hizo este lunes Donald Trump, entre la credibilidad del mandatario ruso, Vladímir Putin, y la de los servicios de inteligencia, el Departamento de Justicia y otros altos cargos de la Administración que él mismo dirige, sobre la acusación de injerencia electoral del Kremlin, suponen un insulto a las instituciones y deja en una posición difícil al Partido Republicano. El director de la CIA, Daniel R. Coats, criticó duramente los comentarios de Trump.

John Brennan, director de la CIA entre 2013 y 2017, estalló en su cuenta de Twitter, acusando al presidente de traición. “La actuación de Donald Trump en Helsinki excede los delitos graves y faltas. No ha sido menos que traición. No solo sus comentarios fueron estúpidos, sino que está completamente en el bolsillo de Putin. ¿Patriotas republicanos, dónde están?”, escribió.

Muchos republicanos se mostraron asombrados, empezando por el senador de Arizona Jeff Flake, un crítico habitual de Trump, quien calificó de vergonzosa la actuación. “Nunca creí que vería a un presidente americano subirse a una tarima con el presidente ruso y echar la culpa a EE UU de una agresión rusa”. El Líder de la Cámara, Paul Ryan, consideró que “no hay duda de que Rusia interfirió en las elecciones de 2016” y que no “hay una equivalencia moral entre EE UU y Rusia”. El senador John McCain calificó la actuación de Trump como una “de las más vergonzosas en la historia por parte de un presidente de EE UU. “Está claro que la cumbre de Helsinki ha sido un trágico error”, dijo.

El senador Lindsey Graham advirtió que Rusia vería la reacción de Trump como un acto de debilidad. Y son significativas las críticas vertidas por periodistas de la cadena conservadora Fox. El presentador Neil Cavuto tachó la actitud de Trump de asquerosa, lo mismo que su colega Abby Huntsman. Este lunes en Helsinki Trump dio al presidente ruso la misma credibilidad que a los servicios de inteligencia americanos, a los republicanos del Congreso, a su secretario de Estado, Mike Pompeo, y a su consejero de Seguridad Nacional, John Bolton.

Los republicanos han mostrado en sus conclusiones en el Congreso que sí creen en la injerencia rusa, pero las críticas a Trump han sido leves, más allá de las voces críticas habituales en el partido, como la del senador McCain. Sus palabras de la semana pasada parecían premonitorias de lo que Trump iba a expresar pocos días después respecto a la UE y Rusia.

“Putin no es un amigo de EE UU, ni siquiera un mero competidor. Putin es enemigo de EE UU, no porque nosotros lo deseemos, sino porque él ha elegido serlo. Él escogió invadir Ucrania y anexionarse Crimea. Escogió ayudar al presidente Bachar El Assad a masacrar a los sirios. Escogió atacar nuestras elecciones y menoscabar democracias en todo el mundo”, dijo el jueves. Tras la acusación del Departamento de Justicia a 12 agentes de inteligencia rusos, McCain le pidió a Trump que se mostrara firme en la cumbre y le exigiera responsabilidades a Putin.

Dejar una respuesta