Hijo de exjefe de Maduro muere en marcha

0
129
Un manifestante contra el gobierno aparece junto a una moto en llamas que los manifestantes arrebataron a agentes de la Guardia Nacional que les impedían marchar a la oficina de la fiscal Luisa Ortega Díaz, en Caracas, 22 de junio de 2017. (AP Foto/Fernando Llano)

CARACAS (AP) — Al grito de “¡asesinos, asesinos!”, un centenar de personas se concentró este viernes en los alrededores de una base aérea del este de Caracas para reclamar por el asesinato del joven David Vallenilla, cuyo padre fue un exfuncionario que hace más 20 años supervisó al presidente Nicolás Maduro cuando era chofer de autobús.

Por más de dos horas los manifestantes bloquearon la principal autopista de la capital y algunos de ellos se montaron sobre las rejas de la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda mientras le gritaban a los militares que estaban dentro de la instalación: “mataron a uno de los nuestros, pero aquí estamos más”.

Entre los manifestantes estaba un grupo de compañeros de clases de Vallenilla que entre llantos levantaron la toga y el birrete que el universitario de 22 años llevaría en el acto de graduación como enfermero previsto para el 2 de agosto.

“Ayer dio la lucha y la vida por nosotros. Hoy lo que nos queda es llorarlo”, dijo Zuhayl Gil, 24 años, al recordar a su compañero de clases quien aseguró que decidió salir a las calles porque “ya no soportaba ver como morían sus pacientes por falta de medicinas”.

Varias vías de la capital fueron bloqueadas por algunas horas este viernes por centenares de manifestantes quienes bajo la consigna “ni una muerte más”, protestaron las 75 muertes que han dejado las manifestaciones antigubernamentales que se han extendido por casi tres meses.

El joven fallecido era hijo de David Vallenilla, un exfuncionario que supervisó a Maduro hace más de dos décadas cuando el futuro presidente conducía un autobús del transporte público de pasajeros.

La tragedia volvió a reunirlos cuando el hijo del exsupervisor fue alcanzado a quemarropa por una bala de goma disparada por un sargento adscrito a la policía aérea. El incidente filmado en video se produjo horas después de que Maduro dijo que las fuerzas de seguridad tenían órdenes de usar solamente gases lacrimógenos y cañones hidrantes.

“Nicolás, es claro que hubo una agresión directa contra David José, que conociste pequeño. Lo conociste en Plaza Venezuela”, dijo Vallenilla, angustiado, dirigiéndose al presidente, frente a los periodistas luego de identificar los restos de su hijo en la morgue de Caracas.

Al menos 75 personas han muerto en los casi 90 días de manifestaciones que piden la renuncia de Maduro. La muerte de Vallenilla, como la de otro manifestante esta semana, fue filmada por teléfonos celulares, y las imágenes refutan el argumento del gobierno de que se muestra moderado en el empleo de la fuerza contra manifestantes a los que suele calificar de “terroristas”.

El lunes, Fabián Urbina, de 17 años, fue abatido a tiros por las fuerzas de seguridad que reprimieron una manifestación en una autopista. Al difundirse las fotos en las redes sociales, el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, conocido por su intransigencia frente a las protestas, dijo que la muerte se debió al uso excesivo de la fuerza y que los responsables deberían rendir cuentas.

Dejar una respuesta