Filadelfianos reclaman por Puerto Rico

0
11
El Congresista Brendan Boyle, la Senadora Tina Tartaglione, los Representantes Jason Dawkins, Emilio Vasquez y Angel Cruz, y el Senador Shariff Street, fueron parte del grupo de líderes politicos y cívicos pidiendo unidos por Puerto Rico.

Por Polón Vásquez Pvasquez3570@yahoo.com

El titubeo público del presidente Trump frente a la crisis de Puerto Rico no ha pasado desapercibido para el liderazgo hispano de Filadelfia.
Una coalición de autoridades reunidas en Filadelfia solicitó al Presidente Donald Trump que tome acciones inmediata para que el gobierno federal tienda sus manos auxiliadoras a 3.4 millones de boricuas desamparados en la Isla, tras el paso destructor del huracán María.
La unidad de las autoridades locales y estatales se evidenció en una conferencia de prensa, efectuada el jueves 28 de septiembre en el City Hall de Filadelfia, donde participaron el Alcalde Jim Kenney, los Congresistas federales, Bob Brady, Brendan Boyle y Dwight Evans, al igual que la Concejal María Quiñones Sánchez, los Representantes Estatales Jasón Dawkins, Ángel Cruz, y Emilio Vázquez, los Senadores de Pensilvania Sharif Street y Christine Tartaglione, y miembros de la coalición Unidos PA’ PR , así como otros representantes de la comunidad latina de la región.
Exigieron que el gobierno federal actúe inmediato, trabaje con rapidez y haga sus aportaciones sin demora a los puertorriqueños que padecen calamidades en la Isla, luego de ser impactados recientemente por la furia aniquiladora del huracán María.
Cada autoridad hizo su ponencia ante decenas de líderes comunitarios y coincidieron en reclamar al Presidente Trump disponer medidas administrativas que favorezcan a los boricuas residentes en la Isla, que en su gran mayoría siguen careciendo de servicios de salubridad, agua potable, electricidad, comidas y otras necesidades básicas, más de dos semanas después del paso del segundo huracán que devastó la isla.
Es de notar que el paso de los huracanes Irma y María en un breve lapso de tiempo arrasó la isla de Puerto Rico dejando solo destrucción y desolación a su paso, y el gobierno federal ha sido duramente criticado por la percepción de que ha hecho muy poco y muy despacio para responder a la crisis que azota a más de tres millones de habitantes de la isla caribeña.
“No podemos ahora mantener el sistema de protocolo de hacer un análisis para un reporte y/o plan de presupuesto, la gente de Puerto Rico, necesita ayudas ayer”, aseveró la Concejal María Quiñones Sánchez.
“Tenemos varios problemas, hay un problema de logística, en una semana después de Katrina habían más de 30 mil soldados en Nueva Orleans y a casi dos semanas en Puerto Rico, solo hay 3 mil”, agregó.
El Representante a la Cámara federal Dwight Evans dijo que la delegación de Filadelfia en el Congreso exige ciertas aportaciones económicas para que el gobernador pueda ejecutar un plan maestro y ayude a las personas más afectadas en la Isla.
“En esta conferencia de prensa, vamos a enseñar la unificación que estamos teniendo en torno a Puerto Rico y otros países de la región. Estamos todos unidos para colectar dinero, fondos y recursos materiales para enviarlos a Puerto Rico”, explicó el Asambleísta de Pensilvania Ángel Cruz.
“De que nos vale buscar recursos materiales en Estados Unidos, sino lo podemos enviar inmediatamente a la Isla. Estamos trabajando con el gobierno federal, estatal y local. Todos los gobiernos juntos en esta noble causa”, precisó Cruz.
“Buscamos y llenamos los contenedores de comidas, pero necesitamos transportarlos a Puerto Rico, estamos teniendo dificultades y el gobierno federal tiene los medios de transporte para hacer efectivo el traslado de las mercancías a su destino final”, agregó.
“Uno de los problemas en Puerto Rico es la operación de logísticas efectivas para repartir las ayudas entre las personas más vulnerables que han estado pasando hambre y hay que crear una coordinación más eficiente que acelere el proceso de distribución de alimentos”, dijo a su vez Benjamín Ramos, miembro de Unidos PA’ PR.
“Pedimos al presidente Donald Trump y al Congreso Nacional que adopten una acción inmediata para ampliar los esfuerzos federales de alivio y financiamiento inmediato a 3.4 millones de ciudadanos de Estados Unidos que viven en Puerto Rico”, indicó en un breve discurso Jim Kenney, Alcalde de Filadelfia.

Dejar una respuesta