Culpan a padres de DiNardo en asesinatos

0
26
El Fiscal de Distrito de Buskc County Matthew Weintraub muestra las fotos de las cuatro víctimas fatales encontradas en la granja de los DiNardo, (Izq. a der.) Dean Finocchiaro, Thomas Meo, Jimmy Patrick and Mark Sturgis. (Foto Clem Murray)

La familia de uno de los cuatro hombres que fueron presuntamente asesinados por Cosmo DiNardo en la granja de su familia en el Condado Bucks en julio, ha presentado una demanda por homicidio culposo que involucra también a los papás del inculpado, por permitirle acceso a armas de fuego a un hijo con problemas mentales declarados.

El cargo es uno más entre otros que incluye la demanda, llenada el martes en Filadelfia por los padres de Mark Sturgis contra DiNardo, un residente de Bensalem de 20 años, contra su primo Sean Kratz y contra los papás de DiNardo, Sandra y Antonio.

Sturgis, de 22 años, residente de Pennsburg, era uno de los cuatro hombres hallados enterrados en la propiedad de los DiNardo en Solebury, después de una búsqueda exhaustiva que atrajo atención nacional.

También fueron hallados muertos Jimi Patrick, de 19 años, residente de Newtown, Dean Finocchiaro, de 18, de Middletown y Thomas Meo, de 21, de Plumstead.

La policía encontró los cuerpos de los hombres desaparecidos después de una búsqueda extenuante de cinco días bajo un calor abrasante y lluvias fuertes.

Para Cosmo DiNardo, cuyo abogado dijo que ha confesado los cuatro asesinatos a cambio de no recibir la pena de muerte, los roces con la ley iniciaron al principio de su adolescencia.

DiNardo está acusado de haber asesinado a los cuatro en la granja, después de llevarlos allí para negociar narcóticos. Kratz, de 20 años, residente de Filadelfia, también ha sido implicado como conspirador en tres de las muertes.

Ambos se han declarado inocentes de los cargos de homicidio y otros relacionados, en sus declaraciones del 14 de diciembre ante la Corte de Bucks. Los fiscales le han ofrecido un arreglo a DiNardo de no pedir la pena de muerte para él si se declara culpable de los homicidios. Mientras tanto, están tratando de decidir si solicitarán también para Kratz la pena capital en caso de que sea hallado culpable.

Además de culpabilizar a DiNardo y a Kratz por la muerte de Sturgis, la demanda argumenta que los DiNardo sabían muy bien que su hijo sufría de “problemas mentales, tendencias violentas y proclividad al uso de armas de fuego”, y sin embargo no hicieron nada para prevenir el acceso de éste a un revolver Smith and Wesson .35, registrado a nombre de Sandra DiNardo, con él cual aparentemente cometió los asesinatos.

El abogado de los Sturgis, Roberto Ross, afirmó el miércoles que “con esta demanda los padres de Mark quieren hacer responsables a todos los que contribuyeron a esta horrenda muerte; no solo al que oprimió el gatillo. Esto incluye a los que negligentemente y sin ninguna responsabilidad le permitieron al acusado el armamento y las condiciones para cometer el macabro crimen”. El padre de Sturgis describió a su hijo como a un “joven maravilloso, que amaba el deporte y trabajar en la construcción como su papá”.

El abogado de los DiNardo dijo por su parte, que Sandra y su esposo habían hecho “todo lo humanamente posible” para ayudarle a su hijo a superar sus problemas y estaban logrando algunos progresos cuando sucedió la tragedia.

“No solo son cuatro familias las victimas de este hecho, sino cinco. Los DiNardo también se han encontrado absolutamente devastados por lo que ha ocurrido”, dijo el abogado George Bochetto. “es lamentable que ahora deban también sufrir el dolor de hallarse involucrados en una demanda civil”.

El abogado de Kratz, Craig Penglase afirmó que “esta demanda le trae una complicación innecesaria a un caso ya de por sí complicado”. “Es cierto que cualquier ciudadano afectado por un crimen tiene el derecho a demandar donde considere conveniente, pero creo que no habían motivos para presentar esta demanda antes de que se hubiera concluido el juicio penal”, recalcó.

Dejar una respuesta