Con ayuda de McCain Obamacare sigue

0
45
El senador republicano de Arizona, John McCain, saluda a simpatizantes en Phoenix, Arizona, el 8 de noviembre de 2016. (Foto archivo AP)

Los viejos amigos y consejeros del senador republicano John McCain dicen que no les sorprende su decisión de oponerse a un desesperado intento de sus copartidarios para derogar la ley de salud. El viernes, McCain declaró su oposición al intento de último minuto de sus compañeros de partido para derogar y reemplazar la Ley de Salud Asequible del presidente Barack Obama, conocida como “Obamacare”. Con ello asestó un golpe mortal a la propuesta y quizá a la vieja promesa del Partido Republicano de cancelar ese programa.
Fue la segunda ocasión en tres meses que McCain, de 81 años, ha surgido como el gran aniquilador de los proyectos Republicanos. Al tomar su decisión, McCain puso en la balanza la lealtad partidaria y sus convicciones. Tomó la decisión que algunos de sus consejeros más cercanos esperaban.
Mirando al crepúsculo de su carrera y con un lúgubre diagnóstico de cáncer cerebral, el senador republicano que se enorgullece de tomar decisiones de forma independiente, no se dejó convencer de sumarse a un envión republicano de última hora para reformar el sistema de salud de la nación.
McCain explicó que no podría votar a favor de la medida “con la conciencia tranquila”. En parte se opuso a la propuesta de reforma porque los líderes republicanos en el Senado querían una votación sin celebrar audiencias ni debates. Desde que regresó al Congreso después del diagnóstico de cáncer, el senador por Arizona ha dado prioridad al regreso del Senado a su “orden regular”.

Dejar una respuesta