Comité republicano aceptará resultado electoral 

0
111
Donald Trump y Hillary Clinton se enfrentaron en su último debate cara a cara este miércoles 19 de octubre en Las Vegas. (AP Foto)

WASHINGTON (AP) — Hillary Clinton dijo dirigirse a todos los estadounidenses: republicanos, demócratas e independientes.

La candidata demócrata a la presidencia hizo esa declaración dentro de su argumento de cierre en el último debate.

Clinton dijo que ha hecho de los niños y las familias “el trabajo de su vida”, y añadió “ésa será mi misión en la presidencia”.

La ex secretaria de Estado prometió “defender a las familias ante las corporaciones”.

Donald Trump y Hillary Clinton comenzaron su último debate sin estrechar las manos, y lo terminaron de la misma manera.

Tras las respuestas finales de los candidatos, Hillary Clinton se acercó a estrechar la mano del moderador Chris Wallace, de Fox News. Trump se quedó atrás en su atril y observó, mientras Clinton bajaba después al escenario y saludó al público asistente.

El magnate no abandonó su puesto hasta que Clinton estuvo demasiado lejos para estrechar las manos, bajando del escenario y hacia el público.

Por su parte, el Comité Nacional Republicano afirmó que aceptará los resultados de las elecciones generales aunque Donald Trump no lo haga, indicó el portavoz del Comité, Sean Spicer. “Vamos a respetar la voluntad de la gente”, afirmó.

El portavoz de RNC hizo esas declaraciones después de que Trump se negara en el debate con Clinton a decir si admitirá la derrota si pierde las elecciones. “Los mantendré en suspenso”, dijo el candidato republicano.

El empresario lleva semanas diciendo que el sistema electoral estadounidense está “amañado”. Spicer respondió a las polémicas palabras de Trump tras el debate y añadió que probablemente el asunto no sea un problema porque Trump ganará.

Cuando se le presionó sobre los comentarios del empresario, Spicer añadió: “No puedo hablar de lo que él piense”.

Durante el debate, Donald Trump dijo que Hillary Clinton es “una mujer repugnante”.

Trump hizo ese comentario cuando Clinton estaba hablando el miércoles en el último debate entre los candidatos a la presidencia sobre preservar la Seguridad Social y el Medicare, el seguro médico gubernamental para los ancianos. Ella dijo que su plan para salvar ambos programas incrementaría los impuestos de la Seguridad Social para los ricos, incluida ella y Trump, “asumiendo que él no pueda dilucidar cómo evadirlo”.

Mientras ella continuaba hablando, Trump exclamó: “qué mujer tan repugnante”.

Clinton hizo caso omiso al comentario y completó la declaración de sus planes para la Seguridad Social y el Medicare.

Donald Trump se rehusó nuevamente a prometer que aceptaría la derrota el 8 de noviembre en caso de que los estadounidenses eligieran a Hillary Clinton como la 45ta mandataria del país.

El candidato republicano dijo que “lo veremos en su momento”. Fue su respuesta a la pregunta específica del moderador Chris Wallace sobre si se apegaría a la tradición estadounidense de que el perdedor en las elecciones conceda la derrota ante el presidente electo.

Cuando Wallace volvió a presionarlo, Trump respondió nuevamente que “los mantendré en suspenso”.

Trump ha argumentado que la prensa nacional intenta amañar las elecciones. Nuevamente aseguró sin evidencia alguna que “millones” de votantes registrados “no deberían estar registrados”.

Hillary Clinton acusó a Donald Trump de contratar a inmigrantes que están ilegalmente en el país. La candidata presidencial demócrata dijo que su oponente republicano “explotó a trabajadores indocumentados”.

Trump no refutó la acusación, pero repitió su promesa de que, de resultar electo, deportará a millones de inmigrantes que viven sin autorización en el país. Señaló que el presidente Barack Obama también ha deportado a millones de inmigrantes.

Trump contrató a una empresa que empleó a inmigrantes que estaban en el país de manera ilegal para las labores de construcción de la Torre Trump de Nueva York. El magnate llegó a un arreglo sobre un proceso judicial relacionado fuera de la corte.

La dirigente demócrata en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi calificó de irresponsables las denuncias de Donald Trump de que se está fraguando un enorme fraude electoral.

La integridad del sistema electoral es “sagrada”, dijo Pelosi a reporteros el miércoles.

Sin mencionar por nombre al candidato republicano, Pelosi señaló que las denuncias se están haciendo sin fundamento y “vienen de alguien que se regocija de la injerencia rusa en nuestros asuntos”.

Las agencias de seguridad estadounidenses consideran a Rusia responsable del hacking contra el sistema de correos electrónicos del Partido Demócrata. Hace unas semanas Trump incitó a los rusos a encontrar correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton.

Pelosi dijo que denunciar fraude electoral “sin ninguna prueba es algo realmente irresponsable, más allá de lo aceptable”.

Dejar una respuesta