Atajos para el eyeline perfecto

0
368
  1. Utiliza una púa de guitarra. Alexa Chung no sale a la calle sin su eyeliner gatuno, es su seña de identidad. Y lo mejor es que se lo hace ella misma. Su secreto es que estira el párpado con una púa de guitarra porque su forma triangular le permite apoyar la punta en la parte exterior del ojo y subirla ligeramente hacia arriba. Y su textura plástica no resbala, así que puede trabajar con un rotulador sin que los pliegues del ojo entorpezcan el trabajo.
  2. Haz primero el rabito. Erik Soto, Global Make Up Artist de Kat Bon D Beauty, tiene un consejo estupendo para que los dos ojos queden iguales: “Empieza siempre por la puntita final. Comienza en la esquina exterior del ojo y sube sobre el párpado para crear una línea de unos 30 grados. Repite en el otro ojo antes de conectar ambos con el centro de las pestañas y rellenar en función del grosor que prefieras”, explica. ¿Un truco? Coloca una tarjeta de crédito en ángulo sobre el extremo exterior del ojo para que sirva como plantilla.
  3. Utiliza un delineador aerodinámico. Lisa Eldridge, directora creativa de maquillaje de Lancôme, cuenta con una herramienta que cambia las reglas del juego: Grandiôse Liner. Este delineador líquido de pincel tiene un aplicador flexible que se curva 35 grados en dos posiciones distintas para llegar al cualquier punto del ojo. Lisa lo dobla para llegar a la línea del nacimiento de las pestañas y lo pone recto para crear el ala final.
  4. Apóyate para trazar la línea. Si tienes mal pulso, necesitas un punto de sujeción. Pero no todos los delineadores te permiten apoyar sobre la base de las pestañas sin acabar en desastre. La punta triangulada de Theyre Real Push Up Liner de Benefit y la forma de cuña de Diorshow Pro Liner están pensadas para arrastrarlas mientras presionas. Pero ten cuidado de no apretar demasiado porque eso es lo que determina la cantidad de pigmento que se deposita.
COMPARTIR
Artículo anteriorByeRio
Artículo siguienteGloria Trevi en los Latin Grammy

Dejar una respuesta