Arte afro-pop frente a estatua de Rizzo

0
22
La escultura del escultor Hank Willis Thomas en la plaza al frente del City Hall ha servido como nuevo punto de referencia a la controversia sobre si la estatua de Frank Rizzo debe irse.

FILADELFIA >>CONTROVERSIA

E Programa de Murales de Filadelfia acaba de añadir su grano de arena a la controversia sobre la estatua de Frank Rizzo este martes, cuando develó una provocativa pieza de arte público en la plaza Thomas Paine, junto al Centro de Servicios Municipales que está frente al City Hall: Un peine de Arte Pop para cabello afro, cuya empuñadura asemeja al puño del “Black Power” usado por los afroamericanos en los años 60 para simbolizar la lucha por sus derechos.

La obra de carácter temporal, del artista y escultor Hank Willis Thomas está en la esquina sureste de la plaza, a buena distancia de la estatua de Rizzo, pero en el radio de visión la una de la otra. De modo que ahora, al visitar la plaza no solo se verá la sonriente figura de Rizzo, sino también la obra simbólica de la cultura negra, representando un objeto muy popular en los 60, los años en que Rizzo ejerció la alcaldía de Filadelfia y en que se destacó por su persecución a los afros.

Titulada “Todo el poder a la gente”, la estatua de Thomas es la pieza que abre el Laboratorio de Monumentos y Arte Mural; una celebración al arte público y pop que mostrará obras de más de 20 artistas por toda la ciudad. La expo inicia oficialmente el sábado y se extenderá hasta el 19 de noviembre.

La ubicación de la obra resulta más que notable, -o muy oportunista, depende de cómo se mire-, si se piensa en la controversia que ha estado teniendo lugar sobre la estatua de Rizzo. El debate sobre la conveniencia de retirarla se recalentó esta semana, cuando algunos vándalos le pintaron la frase “Black Power” con un espray.

La pregunta que guía el objetivo de la muestra es “¿Qué monumento es el apropiado para el momento actual de Filadelfia?”, dijo la directora del Programa de Murales, Jane Golden. “Eso es lo que le preguntamos a todos los artistas que quisieron participar”. Creemos que la obra “Todo el poder a la gente” provee un contrabalance a la estatua de Rizzo, y quizás ayude a abrir una especie de dialogo entre los dos símbolos, entre las dos realidades”.

Algunos pasantes solo lamentaron que la instalación del peine no fuera un poco más grande, para que en realidad pareciera un contrapeso a la estatua de Rizzo, que además, su eleva mucho más a causa de su pedestal. “El peine debería ser más imponente si se va a quedar allí”, afirmó Channa Gaskins, mientras lo contemplaba.

Hank W. Thomas, un artista neoyorquino de 41 años que creció en Filadelfia y Washington, estuvo trabajando en la obra la mayor parte de este año. Dijo que la controversia sobre Rizzo no estuvo nunca en su mente mientras trabajaba sobre la pieza.

“Los curadores solo me dijeron que pensara en Filadelfia, su historia, su gente y sus vecindarios y me preguntara a mí mismo cómo celebraría a la ciudad en un monumento”, dijo Thomas, hijo de dos reconocidas figuras del arte local, la fotógrafa y profesora universitaria en Nueva York, Deborah Willis y el jazzista y productor de cine Henry “Hank” Thomas Sr.

Thomas y Golden insisten en que no iniciaron el proyecto pensando en ponerlo en esa precisa ubicación, pero reconocen que la junta del Programa de Murales si pensó en ése como un buen lugar tan pronto se despertó la controversia sobre la estatua de Rizzo.

Thomas supo solo posteriormente sobre el lugar de la ubicación. “Cuando me dijeron el nombre de la plaza, ni siquiera sabía que era la misma donde estaba la del exalcalde Rizzo”, aseguró.

-Y si no fue Rizzo, entonces, ¿qué lo inspiró a la obra?-

-Para empezar, el “gancho de ropa” (the “Clothespin”), la grácil escultura de la 15 y Market Street. Para mí es un símbolo de amor y su autor ha sido siempre una influencia para mí. Esa idea de Oldenburg de tomar un objeto absolutamente ordinario y darle el valor de algo monumental, es algo que siempre me ha asombrado.  “Lo que seguramente le da un valor agregado a mi obra es que representa un objeto que era usado por una minoría específica, en una era particular, cuando ésta buscaba su libertad y su reconocimiento, dijo Thomas”.

Mientras que Thomas no creó su obra pensando en Rizzo, eso no impide que tenga una opinión sobre la controversia en curso. “Lo que de verdad me sorprende es cuan rápidamente se erigió esa estatua de Rizzo, casi tan pronto como terminó su período. Casi nunca alguien es inmortalizado con una estatua en tan poco tiempo”, afirmó.

“Pero no creo que la ubicación de las obras sea una confrontación, como algunos pensarían. Yo he crecido entre personas negras y personas blancas, y siempre hemos podido dialogar y llevarnos bien”, aseguró.

Dejar una respuesta