200 familias boricuas saldrán de hoteles

0
16
El coste total del programa de ayuda en hoteles, llamado Transitional Sheltering Assistance, ha sido hasta ahora de más de 21 millones de dólares, informó el Gobierno.

El gobierno dijo que informará el miércoles a unas 200 familias puertorriqueñas que deben dejar los hoteles en los que se encuentran después de haber pasado semanas allí porque el huracán María destrozó o dañó sus casas en Puerto Rico.

Portavoces de la Agencia Federal Para el Manejo de Emergencias (FEMA) dijeron durante una llamada con periodistas que estas familias ya cuentan con casas en la isla que la agencia considera habitables y que, por lo tanto, ya pueden salir de los hoteles en los que se encuentran y que hasta ahora han sido pagados por FEMA.

Este programa inició el pasado 31 de octubre y según la agencia hay casi 4.000 familias —lo que supone más de 10.000 personas— en hoteles pagados por el gobierno en 40 estados. Se desconoce el número de familias que huyeron de la isla y que se encuentran en refugios para indigentes en distintas ciudades del territorio continental.

María, que llegó a Puerto Rico el 20 de septiembre, destruyó entre 70.000 y 75.000 casas y dañó otras 300.000, aseguran portavoces del Departamento de Vivienda de Puerto Rico. El huracán supuso una pérdida masiva de electricidad y muchos negocios cerraron. El resultado fue un éxodo al territorio continental.

El martes, los portavoces que hablaron con la prensa y pidieron no ser citados, dijeron que el programa de ayuda en hoteles es sólo temporal y que representa un apoyo de emergencia para gente que se ha quedado sin techo hasta que logren una nueva vivienda. Las 200 familias boricuas tendrán hasta el 14 de febrero para abandonar los hoteles. El resto podrá quedarse hasta el 20 de marzo. Para que se extienda el programa después de esa fecha, el gobierno de Puerto Rico debe pedir una extensión a la FEMA.

Miguel Rosado espera poder quedarse en el hotel de Queens, en Nueva York, en el que se encuentra junto a su hija de 10 años y un adolescente de 19 del que hace de guardián. A pesar de que ha solicitado vivienda pública con varias entidades, aún no tiene casa.

“Es muy fuerte porque no tengo conciencia de si me extenderán o no. Y de momento, voy cada día, de edificio en edificio de la ciudad, buscando, preguntando”, dijo Rosado, de 28 años, y quien lleva casi dos meses en Nueva York. Su apartamento en San Juan quedó dañado tras el paso de María.

Los portavoces de FEMA dijeron el martes que hacen seguimiento con cada familia en hoteles, preguntándoles cuáles son sus planes y analizando si progresan en su lucha por encontrar vivienda. Las familias a las que se les niegue la extensión podrían apelar esa decisión, señalaron los voceros. De 3.926 familias hospedadas, 883 se encuentran en hoteles de Puerto Rico.

Dejar una respuesta